El Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI), liderado por el parlamentario Juan Manuel Sánchez Gordillo, permanecerá dentro de la formación IULV-CA como una sección "insumisa" al acuerdo de gobierno alcanzado con el PSOE-A para ostentar la Junta de Andalucía.

IU es "un coalición, no un partido"
Así lo ha acordado la Asamblea Nacional de la CUT-BAI, reunida este domingo en Pedrera (Sevilla), que ha puesto en valor el carácter "plural" de IULV-CA, recordando que es "una coalición, no un partido" que permite abarcar distintas opciones, por lo que "nadie ha cuestionado" su permanencia en la misma, según han precisado fuentes de la CUT.

"Ni siquiera por imperativo legal"
De este modo, la formación liderada por Sánchez Gordillo, que ha presidido la asamblea de este domingo, ha reiterado que considera una "equivocación" que IU haya pasado a formar parte de la Junta de Andalucía, añadiendo que no será partidaria de "ningún tipo de recorte, ni siquiera por imperativo legal".

Lamentan la falta de información
Asimismo, los miembros presentes en la Asamblea han mostrado su disconformidad con la "falta de información" recibida por parte de la dirección de IULV-CA con respecto al acuerdo de gobierno con el PSOE-A o la propia designación de su coordinador general, Diego Valderas, como vicepresidente del Ejecutivo autonómico, de la cual "se enteraron antes los medios de comunicación que las bases", han lamentado.

CUT-BAI seguirá participando en asambleas
Por tanto, CUT-BAI ha acordado que seguirá participando en asambleas de bases como mecanismo para seguir debatiendo y tratar de hacer llegar su postura a las distintas personas que componen la federación de izquierdas.