Acompañado de un amplio ramillete de dirigentes andalucistas llegados a Málaga desde Cadiz, Jaén o Granada, el secretario general del PA, Antonio Jesús Ruiz, ha reivindicado el 4 de diciembre como Día Nacional de Andalucía, en recuerdo de todos los andaluces que hace hoy 37 años salieron a la calle reclamando autonomía y libertad.

García Caparrós
En un concurrido acto a los pies de la placa en homenaje a Manuel José García Caparrós, el líder de la formación andalucista ha recordado que la libertad es un ejercicio constante de los derechos, un logro que se ha conseguido tras años de lucha y a costa de sacrificios, y muertes como la del joven malagueño, tiroteado por la espalda en la gran manifestación de 1977.

Mal rotulada la placa
Al igual que el secretario territorial en Málaga, Oscar Pérez y el candidato a la alcaldía de Málaga, Javier Checa, el secretario general de los andalucista ha lamentado el estado de la placa homenaje a Caparrós, que sigue mal rotulada:"Si hubiera sido del PSOE o del PP hoy tendría un monumento o una avenida”.

Mismos males en Andalucía
Antonio Jesús Ruiz ha trazado un paralelismo entre la situación actual y la de hace más de tres décadas, para concluir que Andalucía sigue aquejada de los mismos males de entonces: un altísimo índice de desempleo, una tasa preocupante de emigración forzosa -especialmente de jóvenes preparados- y un centro de decisión desplazado hacia Madrid.

Poder andaluz
"Hoy venimos a pedir lo mismo que hace 37 años: poder andaluz” ha reclamado el secretario general del Partido Andalucista, partido que ha puesto en marcha una Iniciativa Legislativa Municipal para que las elecciones autonómicas se celebren por separado de las elecciones generales, para evitar de esta forma que el debate de los problemas de Andalucía se diluya entre cuestiones de índole estatal o relativas a otras comunidades.