En el Parlamento de Andalucía, adonde el PA ha acudido esta mañana para registrar una Iniciativa Legislativa Popular contra embargos y desahucios, Pilar González ha declarado antes los medios de comunicación que los comentarios de Ana Mato sobre los escolares andaluces, responden a “una visión de derechas, de quién mira a los demás por encima del hombro y se cree superior” y ha señalado que le “gustaría que fuera la gente del PP andaluz la que diera la cara y dijera algo” sobre las declaraciones de su compañera de filas.

"Una estrategia de desprestigio para Andalucía"
Para González “se trata de una estrategia de desprestigio a Andalucía” para tratar de recortar el potencial que  podría tener Andalucía con 61 diputados en el Congreso, “siempre y cuando en vez de obedecer a los intereses del PP o del PSOE, representen verdaderamente las preocupaciones y necesidades del pueblo que los ha elegido”.

"Es hora de reaccionar"
Pilar González asegura que esta campaña de desprestigio la tiene “cansada y cabreada” y que “es hora de reaccionar”, pero “no con insultos, sino con una respuesta contundente en las urnas el próximo 20 de noviembre”. Y ha animado “a todos los andaluces que se sientan orgullosos de ello”, a que en las elecciones generales, “apuesten por la única fuerza política que puede luchar, con uñas y dientes, desde el Congreso de los Diputados, por los intereses de Andalucía”.

Referencia a los dirigentes nacionalistas catalanes
Al hilo de las declaraciones de Ana Mato, la secretaria general andalucista también se ha referido a las “desgraciadas y humillantes ocurrencias” realizadas las últimas semanas por dirigentes nacionalistas catalanes como Josep Antoni Durán y Lleida y Artur Mas, que asegura responden a una “estrategia para desprestigiar a la única comunidad del Estado que les puede plantar cara en el conjunto del Estado para el concierto económico que pretenden para Cataluña”.

Recortes en sanidad y educación en Cataluña
Para la líder andalucista “los recortes que han planteado en sanidad y educación en Cataluña, lo venden como presuntas debilidades del Estado del Bienestar en Cataluña, para plantarse en la próxima legislatura ante el gobierno de Madrid y reclamar un pacto fiscal, en función del cual, ellos recauden los impuestos de Cataluña, igual que ocurre en el País Vasco y luego se sienten a negociar con el Estado, de tú a tu, a ver cuánto entregan a los demás, entre los que estamos nosotros”. Para Pilar González, “por injusto y por inmoral no habrá pacto fiscal para Cataluña mientras que en Andalucía haya un 30 por ciento de paro”.