La polémica saltaba a mediados de enero pasado, cuando la líder de Podemos en Sevilla, Begoña Gutiérrez, dijo lo siguiente en una entrevista del periodista Juan Miguel Vega en la edición de Sevilla del diario El Mundo: -Dígame por último si es verdad eso de que si Podemos gobierna prohibirá la Semana Santa. -En Podemos todo lo decidimos los ciudadanos y los ciudadanas. Si se llegara a plantear esa cuestión, serían ellos quienes lo decidirían. Tituladas esas declaraciones con la frase "Si gobernamos y se plantea quitar la Semana Santa, los ciudadanos decidirán", fueron necesarias muchas las matizaciones y muy reiteradas las aclaraciones que se vio obligada a hacer la dirección de Podemos y la propia Gutiérrez para contrarrestar la cascada incontenible de pronunciamientos en su contra y para convencer a la opinión pública de que el partido morado no pretendía ‘acabar’ con la Semana Santa. El ruido de enero contrasta con el silencio de julio. Quienes, empezando por el presidente del Consejo de Hermandades de Sevilla, se mostraron entonces inflexibles con las palabras de Gutiérrez y las supuestas intenciones de Podemos, guardan hoy un compacto silencio ante la acusación de 18 de mujeres contra el psiquiatra y hermano mayor de la Cofradía de Pasión, Javier Criado, por “vejaciones, humillaciones y abusos sexuales”. Nadie le ha pedido públicamente que dimita de su cargo. Ni siquiera el arzobispo de Sevilla, con quien ayer se reunieron las presuntas víctimas para pedirle que adoptara medidas. Monseñor Asenjo se limitó a trasladarles su consuelo y a desear que todo se aclarara cuanto antes. Criado difundió un comunicando defendiendo su inocencia y asegurando que los hechos que se le atribuían eran "falsos de toda falsedad". Con ocasión de las declaraciones de Begoña Gutiérrez opinaron buena parte de los líderes políticos y sociales de la ciudad, que salieron en tromba en defensa de una Semana Santa que, al parecer, podía estar en peligro. Ni una palabra, en cambio, sobre Criado, a quien la plataforma de presuntas víctimas ha denunciado ante el Colegio de Médicos de Sevilla y contra quien prepara una querella en los tribunales que se presentará de forma inminente. "UNA BARBARIDAD" Aunque entonces hubo reacciones y reacciones, desde quienes arremetieron frontalmente contra Gutiérrez hasta quienes se limitaron a defender la Semana Santa sin más, una de las personas más críticas fue el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Carlos Bourrellier, para quien la actitud de Podemos era una “barbaridad”. Estas eran sus palabras, según recogía la prensa local entonces: “Si ésta es la primera cuestión, no sé si habría que empezar entonces a preguntar a los sevillanos después si tendría que haber Feria, cabalgata de Reyes Magos o si la Seguridad Social habría de existir. Nos vamos a tener que preguntar absolutamente todo”, dijo Bourrellier. Para el interpelado, "si en Sevilla, que es la madre de María Santísima, van a preguntar algo tan importante como esto, todos sabremos dónde estamos. Me parece una barbaridad solamente el pensarlo", publicó El Mundo.