Según ha informado el SAT en un comunicado, Cañamero ha sido puesto en libertad tras informar a la jueza de que, según las decisiones de los órganos del sindicato y en protesta por la "represión" que sufren, era un "insumiso judicial" y que a partir de ese momento se negaría a hablar, declarar o firmar nada, incluso su orden de libertad.

"Ante la represión del Gobierno"
"Esto no es un desacato ni una falta de respeto a los jueces, sino una medida de no colaboración y de objeción de conciencia ante la represión que el Gobierno dirige contra el SAT", que se concreta en citaciones, condenas, juicios, multas, sanciones y distintos procedimientos de la "llamada justicia", subraya el sindicato.