El número dos del PSOE andaluz, Mario Jiménez, ha acusado hoy al PP de promover una "guerra sucia" contra el Gobierno del dimitido José Antonio Griñán, y de no creer en el Parlamento al calificar de "farsa" la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta.

Lamenta que el PP no tenga "otro guión" que la corrupción
Jiménez ha hecho estas acusaciones durante su intervención en el debate de investidura, un debate que, según ha dicho, ha puesto al PP ante "sus propias vergüenzas" porque no tiene proyecto para Andalucía ni candidato. En un tono muy duro, el presidente del grupo parlamentario socialista ha lamentado que el PP no tenga "otro guión" que la corrupción y que durante años haya tratado de "destruir al adversario de la mano de la caverna mediática".

"Ha llegado el momento de hablar en plata"
El dirigente socialista ha lanzado estos reproches tras hacer un encendido elogio de la figura del presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, de quien ha dicho que no se va porque tenga responsabilidad en la corrupción, sino sobre todo por razones personales, aunque también para "evitar el daño terrible que la guerra sucia que han emprendido le pueda hacer daño a la Junta". "Ha llegado el momento de hablar en plata, ustedes se han dedicado a mentir y a calumniar a personas honestas, a adulterar las instrucciones judiciales y a inyectar miles de euros a medios de comunicación, cuya procedencia ya veremos", ha denunciado.

Caso Bárcenas
Según Jiménez, el presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, no le llega "ni a la suela de los zapatos" a Griñán en términos de honestidad "y, cuando por fin haya justicia se verá la dimensión de la mentira y de la campaña sucia", ha vaticinado. El número dos del PSOE-A se ha referido al caso Bárcenas, que también ha denominado "caso PP, caso Rajoy o caso Arenas", y ha afirmado que "ahora se sabe" que la trama Gürtel había "dopado" al PP, pues no era "normal" el "dispendio" de los gastos electorales. "Ahora descubrimos que era así porque las grandes constructoras les estaban pagando las campañas a algunos", ha incidido Jiménez, que ha concluido que "el resultado electoral tiene un fundamento ilícito" y ha recordado que en el deporte, cuando se descubre que alguien se ha dopado, se "devuelven los títulos y se pide perdón".

Los 'populares' son una franquicia de Rajoy y Cospedal
Por otra parte, se ha referido al hecho de que el PP no haya presentado candidato en el debate de investidura, lo que ha achacado a que Zoido "no tiene autoridad" para proponerlo. "Si usted se hubiera atrevido a poner encima de la mesa un candidato, su partido hubiera saltado por los aires", ha asegurado Jiménez, que ha continuado con sus críticas al PP después de que desde uno de los escaños de este grupo alguien le reprochara el "nivelito" de su discurso. "A su formación no se le puede considerar ya una organización regional porque son una franquicia del señor (Mariano) Rajoy y la señora (María Dolores) Cospedal, aquí se hará lo que digan ellos", ha proseguido el dirigente socialista.