La reunión celebrada hoy en el Congreso es la primera tras ser elegido Pedro Sánchez Secretario General del PSOE, y por aclamación los parlamentarios socialistas han respaldado que su portavoz en el Congreso sea Antonio Hernando; Miguel Angel Heredia su Secretario General y que tenga cinco secretarios generales adjuntos: Magdalena Valerio, Francesc Vallés, Sofía Hernanz, Isabel Rodríguez y José Luis Ábalos.

Declaraciones de Hernando
Tras participar en su primera Junta de Portavoces, Antonio Hernando, ha reafirmado que el PSOE hará lo que el secretario general, Pedro Sánchez, ha denominado una “oposición ciudadana” y que la nueva dirección socialista va a ser “inflexible a la hora de defender los derechos y los intereses de los trabajadores, de las clases medias empobrecidas, de los parados, de los jóvenes, y de todas esas personas que lo están pasando mal en España”.

“Queremos ser muy dialogantes y propositivos y cada crítica que hagamos al Gobierno irá acompañada de una propuesta”, ha continuado. “Y queremos ser transparentes e implacables en la lucha contra la corrupción, contra las trampas y contra los privilegios”, añadió.

Dos líneas rojas
El portavoz socialista ha asegurado que “vamos a hablar con todo el mundo, vamos a negociar todo lo que sea necesario”, eso sí, con “dos líneas rojas”: “poniendo los derechos y los intereses de los ciudadanos por encima de todo” y comprometiéndose a “que nunca acordaremos ni haremos dentro de los despachos cosas que no podamos defender fuera con la cabeza bien alta”.

Lejanía de los ciudadanos
Y es que, ante la “evidente” lejanía de los ciudadanos respecto al Parlamento y a las instituciones, los socialistas “queremos dar razones y motivos a los ciudadanos para que en los próximos meses vuelvan a sentir que ésta es su casa y que aquí hablamos de los problemas y de las dificultades que tienen y no de nuestras cuitas internas”.