El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el indulto parcial para María Salmerón, una maltratada que debía entrar este mismo viernes en prisión por incumplir de forma reiterada el régimen de visitas de su hija con su exmarido. El Gobierno ha considerado las circunstancias de "la realidad social de la madre, que ha pretendido defender los derechos de la menor frente a otros derechos". Por ello, concede la medida de gracia en consonancia con el interés superior del menor. Así lo ha anunciado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, al término del Consejo de Ministros. María Salmerón estaba condenada por un delito de desobediencia, pero tiene otras causas abiertas por este motivo. Siempre argumentó que era la niña la que se negaba a entrar al punto de encuentro familiar donde esperaba el padre. Pero la sentencia resalta que hizo todo lo posible para impedir que su maltratador y exmarido viera a la hija, de tal manera que existía "una verdadera retención o secuestro de la menor respecto del derecho del padre..."El juzgado de lo penal condenó a Salmerón a dos años de prisión, pena que fue rebajada por la Audiencia de Sevilla a seis meses de prisión. Al  ser reincidente, debía de entrar en la cárcel. Su expareja fue condenada a 21 meses de prisión por malos tratos físicos, psicológicos y sexuales cometidos sobre ella. OTRAS CONDENAS PENDIENTES El ministro de Justicia, Rafael Catalá, basa la decisión del Consejo de Ministros en un informe de la Abogacía General del Estado, ya que dudaba si se podía conceder al estar en funciones.  Tanto el juzgado que la condenó como la Fiscalía eran contrarios a concederle esta medida de gracia. María Salmerón se ha mostrado "muy contenta" al conocer el anuncio de su indulto parcial. Ha puesto de manifiesto que el Gobierno, de este modo, "ha mirado lo que debería de mirar, no solamente los papeles, sino también a las personas, que es lo que hay que hacer, legislar para que estas cosas no vuelvan a ocurrir". Salmerón tiene pendientes de ejecución otras dos sentencias condenatorias, para las que ha pedido también el indulto, de un año y seis meses cada una. Y espera una cuarta. Su caso comenzó en el año 2001, cuando no existía la ley integral contra la violencia de género, de tal manera que por la vía penal se tramitaron los malos tratos a los que le sometía su pareja y, por la civil, el litigio por la custodia de la niña. Hoy en día estos asuntos se abordan en una única jurisdicción especializada. La situación llegó a tal extremo que durante un tiempo perdió la custodia de la niña, que hoy cuenta con 15 años de edad, aunque después la recuperó tras una batalla judicial. Pero los procesos por desobediencia siguieron abiertos. "Como soy tan mala, para que me reinserte tengo que realizar trabajos en beneficio de la comunidad", ha aseverado María Salmerón, quien resalta que el Gobierno le concedió un primer indulto parcial en relación a una condena de un año de prisión y le fue fijada por un año de multa -2.190 euros- y 30 días de trabajo para la comunidad, ejerciendo entonces de auxiliar de enfermería en el cuidado de personas mayores. El indulto parcial concedido este viernes se refiere a unos hechos del 2009, por los que fue condenada a seis meses de prisión, multa y trabajos en beneficio de la comunidad. Salmerón ya ha avanzado que "no tiene dinero" y tiene "todo hipotecado y embargado". "No sé de dónde voy a sacar el dinero para la multa", ha dicho. Respecto a la multa, ha abogado por "poner una bolsa solidaria" y que cada ciudadano que quiera aporte un euro para poder pagarla, punto en el que ha lamentado que "lo malo es el daño a los niños con este régimen de visitas a los maltratadores", por lo que ha opinado que "es el momento de que jueces y fiscales se preparen y se dediquen a lo que tienen que hacer, proteger a los menores de esta lacra".