La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado en la madrugada de este miércoles una fianza de responsabilidad civil de más de un millón de euros para la exdirectora general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta y exconcejal en el Ayuntamiento de la localidad cordobesa de Lucena María José Lara, una de las 16 personas detenidas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la operación 'Barrado' por el presunto fraude en cursos de formación financiados por la Junta que investiga la juez Mercedes Alaya. Fuentes del caso han informado de que María José Lara ha sido la primera de las detenidas en comparecer ante la magistrada, ante la que se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar, celebrándose a continuación una comparecencia de medidas cautelares en la que el Ministerio Público ha pedido a la juez que le imponga una fianza civil de más de un millón de euros, tras lo que ha quedado en libertad con cargos al no haber pedido la Fiscalía su ingreso en prisión. También ha comparecido esta madrugada ante la instructora la exdirectora general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta de Andalucía María Teresa Florido, a quien Alaya ha imputado dos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos y que sí ha contestado a las preguntas de la magistrada. Seguidamente, se ha celebrado una comparecencia en la que el fiscal no ha solicitado medida cautelar alguna para la imputada, ni de carácter real ni de carácter personal. De este modo, Anticorrupción no ha pedido para Florido fianza civil alguna al considerar que ahora mismo no cuenta con los elementos suficientes para poder cuantificar la supuesta responsabilidad de la exalto cargo de la Junta, aunque se ha reservado la posibilidad de pedirla en el momento procesal oportuno. Tras ello, y pasadas las 2,30 horas, Florido, que es cuñada del exconsejero de Hacienda Ángel Ojeda, también imputado en esta causa, ha quedado en libertad con cargos. También estaba previsto que comparecieran esta misma madrugada ante Alaya la exdelegada de Empleo en Jaén Irene Sabalete, que según las fuentes también iba a acogerse a su derecho a no declarar, y una cuarta detenida en la operación 'Barrado'.