La exconcejal de Podemos en Puerto Real (Cádiz) Mónica González y otras 6 personas se enfrentan a una petición fiscal de 4 años de cárcel por estafar con falsas promesas de trabajo a inmigrantes latinoamericanos a través de la empresa Eurowork, cuyo fraude total asciende a 485.677 euros.

10 años de prisión
Los siete serán juzgadas hoy en la Audiencia Nacional, en una vista en la que donde la acusación particular reclamará para todos ellos 10 años de prisión al considerar que, junto con el delito de estafa, cometieron otro de asociación para delinquir. El juez central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, será el encargado de enjuiciar este fraude, cuya investigación provocó la dimisión de la exedil de Podemos el pasado octubre, pese a considerarse ella misma "una víctima más" del engaño. 

Estafa prometiendo trabajo falso
Según relata el fiscal en sus conclusiones provisionales, la estafa consistía en conseguir mano de obra extranjera, ofreciendo puestos de trabajo fraudulentos a ciudadanos de diversas nacionalidades de América Latina, a los que cobraban 464 euros a través de la empresa Eurowork por iniciar los trámites para buscar un contrato de trabajo en España. Pese a esa promesa, "no se entregaron los visados, permisos de residencia y trabajo ofertados, ni se ha constatado la consumación de las contrataciones laborales" ni tampoco que se "les devolviera el dinero depositado", señala el escrito.

Para cometer la estafa, los acusados,crearon un entramado societario y organizativo que favoreció "la existencia de un gran número de perjudicados" en territorio español, ya que algunos inmigrantes establecidos en España trataron de traer así a sus familiares.

Era delegada de Hacienda en el Ayuntamiento
Mónica González, licenciada en Derecho y experta en inmigración y extranjería, era delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Puerto Real cuando dimitió a causa de este procedimiento.