Según ha explicado la alcaldesa, la cantidad reclamada se ha reunido a través de "pequeñas aportaciones de compañeros, amigos y vecinos" del exregidor, incluso la propia Morera asegura que ha aportado 10.000 euros.

Llamamiento a la colaboración
La familia de Sánchez realizó ayer un llamamiento a la colaboración vecinal y muchos habitantes del municipio han ingresado sus aportaciones en una cuenta bancaria, dejando su nombre y el Documento Nacional de Identidad (DNI).

Muy difícil para el Ayuntamiento
En palabras de Morera, esta situación es muy difícil para el Consistorio, porque "es un compañero que ha estado muchos años de alcalde, por lo que el pueblo le tiene un cariño especial". En este sentido, ha señalado que desde el Ayuntamiento están viviendo esta situación "como si fuera un sueño, esperemos que todo se aclare", ha indicado.

Mafia rusa
En cuanto a la relación que se le atribuye al exalcalde con la mafia rusa, la alcaldesa ha apuntado que esa información se está encajando "muy mal, porque eso no me lo creo", aunque "para eso están los juzgados, que busquen", ha dicho. En su opinión "Juan Sánchez ni como persona, ni como político está metido en redes".

Más de 120 vecinos
Fuentes municipales han asegurado que, a primera hora de la mañana, más de 120 vecinos habían colaborado económicamente para ayudar a la familia de Sánchez, pero que se han hecho "algunas transferencias de última hora", por lo que "estamos pendientes de presentarla mañana -la fianza- para que decreten la libertad del exalcalde".

Operación Majestic
El pasado lunes se llevó a cabo en Casares la operación Majestic, una investigación conjunta llevada a cabo por la Policía y la Guardia Civil, y coordinada por la Fiscalía Anticorrupción, contra la corrupción urbanística y el blanqueo de capitales.

En la prisión de Alhaurín de la Torre
Al exalcalde, Juan Sánchez, que permanece ingresado en la prisión de Alhaurín de la Torre, se le imputan los delitos de prevaricación relacionada con corrupción urbanística, blanqueo de capitales y cohecho, y el juez le ha impuesto una fianza de 200.000 euros en efectivo para eludir la cárcel.