Por si el suspense y la emoción no eran bastantes, el experto en encuestas y presidente de la empresa GAD 3 Narciso Michavila vino anoche a agravarlos con este enigmático tuit: “13-5-2001. Ahí tenéis la clave”.

El mensaje del sociólogo tiene relevancia no solo por haber sido quien más se acercó a los resultados andaluces del 2 de diciembre, sino porque está dirigiendo la macroencuesta de 12.000 entrevistas cuyos resultados ofrecerá mañana Televisión España, cuando cierren los colegios a las ocho de la tarde. Se da por supuesto que maneja información fresca, volumniosa y de primera mano.

Ese 13 de mayo en el que, según Michavila, está la clave del 28-A hubo dos elecciones, en el País Vasco y en Italia. En las primeras fracasó el entonces denominado ‘bloque constitucionalista’ que lideraba el PP de Jaime Mayor Oreja, secundado por el PSE de Nicolás Redondo Terreros. El PNV se quedó a solo cinco escaños de la mayoría absoluta de 75 y unos meses después Izquierda Unida entraba por primera vez en el Gobierno vasco.

El otro 13 de mayo al que podría referirse el enigmático Michavila fue el italiano. En el país transalpino se celebraron también elecciones y quien se impuso con claridad fue… Silvio Berlusconi. El magnate arrasó en las dos Cámaras legislativas.

¿A cuál de los dos comicios, vascos o italianos, estaba aludiendo Michavilla con su misterioso tuit? Si fuera a los de Euskadi, significaría que, según sus datos, ganarían quienes en opinión de sus adversarios "quieren romper España", aunque en tal caso los socialistas estarían hoy en el bando contrario al que con tan mala fortuna electoral se unieron en Euskadi en 2001. 

Pero, si se estaba refiriendo a Italia, eso significaría que las derechas arrasarán en España como hizo en Italia hace 18 años la marca populista liderada por Silvio Berlusconi.