El líder de IU, Cayo Lara, ha valorado la decisión de dimitir del secretario general de UGT-Andalucía, una iniciativa que debería servir "de ejemplo" para otras sedes, en alusión al PP, que, con acusaciones "gravísimas" de corrupción, dificultan la labor de la justicia para que no investigue.

"Un soplo de aire fresco"
La dimisión de Francisco Fernández Sevilla, después de que la Junta de Andalucía haya abierto una investigación sobre el destino de los fondos públicos que dio a UGT, es un gesto -ha subrayado Lara en declaraciones en el Congreso- que "reconcilia a la democracia con la política" y viceversa, y del que deberían "tomar buena nota" en otros lugares. "Nos congratulamos de su decisión", ha señalado Lara, porque en estos tiempos en los que no hay costumbre de asumir responsabilidades políticas "es un soplo de aire fresco" para la democracia.

Debería cundir el ejemplo en "otras sedes"
Ha insistido en que su ejemplo debería cundir en "otras sedes", donde se están poniendo trabas a la justicia, incluso con la destrucción de pruebas, para que no se puedan investigar las tramas de corrupción que les afectan.