El culebrón de las afirmaciones, los matices y las matizaciones laos matices continúa en Podemos. El parlamentario andaluz electo de Podemos por Málaga Félix Gil ha asegurado este miércoles que su formación no impone ningún tipo de "exigencia" en las negociaciones con el PSOE de cara a la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. "Nadie puede ir a una negociación diciendo éstas son mis condiciones y son las únicas que hay. En cualquier negociación todas las partes ponen propuestas; Susana Díaz también nos dio unas propuestas", ha indicado Gil en rueda de prensa en Marbella (Málaga). Las afirmaciones de Gil resultan desconcertantes, pero no por el propio contenido de las mismas, sino por el hecho de que se producen en el marco del pequeño lío que Podemos se ha hecho a sí mismo a la hora de precisar en qué términos exactos está planteando la negociación con los socialistas. Lo que para unos dirigentes, como Teresa Rodríguez, son condiciones, exigencias y líneas rojas, para otros como Íñigo Errejón o Ángela Ballester son meras propuestas. El diputado malagueño parece inclinarse por esta segunda interpretación, distanciándose así de su jefa de filas más directa, que es Rodríguez. El que fue el número uno por Málaga ha indicado que Podemos y el PSOE están en una fase de negociación en la que las distintas partes "estamos viendo lo que cada una pone encima de la mesa". "No son exigencias por nuestra parte, como no es lógico que lo fueran de la parte del PSOE. Estamos en un proceso de negociación", ha recalcado, y ha asegurado que Podemos Andalucía ha recibido una "propuesta" de Susana Díaz y ha hecho otras propuestas, "que son elementos de negociación", a través de la responsable en Andalucía, Teresa Rodríguez. Ahora, ha indicado, "habrá que ver qué pasa en esa negociación con las propuestas que hemos hecho, qué recepción existe y qué recepción hacemos nosotros de las propuestas que nos hacen", ha manifestado. "Toda negociación se sabe cuándo empieza, pero no cuándo termina. Y el resultado es incierto; habrá que verlo en el curso de la negociación", ha reiterado. Según Gil, si Podemos Andalucía anunciara un "sí o un no" antes de las conversaciones "dónde estaría la negociación". Así, ha añadido que "habrían descubierto las cartas y no habría nada que negociar y eso no es un planteamiento racional". "Lo racional es ver qué propone cada cual y ver si hay posibilidades de acuerdo", ha concluido.