Según explicó ayer el presidente del comité de empresa, Bartolomé Bruzón, la decisión de dejar en suspenso las protestas se debe, por un lado, al gesto del delegado provincial de Empleo, Juan Bouza, de poner en manos de la Fiscalía la actuación de la dirección de Visteon y, por otro lado, a que la próxima semana (martes o miércoles) tiene previsto celebrar la reunión a cuatro bandas entre las consejerías de Innovación y Empleo, el propio comité y Visteon, según publica Diario de Cádiz.

Próximas reuniones
Hoy mismo, según el comité, se reunirán con Bouza y mañana viernes, la reunión será con el inspector que ha constatado que efectivamente los trabajadores no pueden realizar sus tareas por falta de materiales. De este modo, como afirmó Bruzón, "según los resultados que den esas reuniones decidiremos si retomamos las protestas y en qué sentido".

Acceder a pie
Esta decisión llegaba después de que la plantilla cortase el tráfico por segundo día consecutivo en la carretera que pasa junto a la factoría de El Puerto. Ayer, además, las barricadas se colocaron mucho antes de llegar a Cádiz Electrónica, lo que hizo que muchos trabajadores del polígono Tecnobahía tuvieran que acceder a pie hasta el recinto. No fue el único lugar, ya que también se produjeron cortes en la carretera que une Sanlúcar con Jerez.

"No hay dinero suficiente para pagar los salarios"
Hay que recordar que Visteon anunció el pasado lunes a la plantilla que "no hay dinero suficiente para pagar los salarios en noviembre correspondientes al mes de octubre". Además, un inspector ha comprobado en la propia empresa que, tal y como venían denunciando los trabajadores, la compañía "sigue sin dar carga de trabajo efectiva".

Reunión con el fiscal jefe
Por eso ayer, el delegado provincial de Empleo de la Junta en Cádiz, Juan Bouza, se reunió durante media hora con la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cádiz, Ángeles Ayuso, a la que informó de la situación que atraviesan los trabajadores de Cádiz Electrónica, haciéndole entrega de toda la documentación de la que dispone al respecto. Esta documentación (relativa a la falta de ocupación efectiva y al impago de los salarios por parte de la empresa) puede ser relevante teniendo en cuenta que, en caso de que Visteon pase a fase de concurso de acreedores, será el Ministerio Fiscal el encargado de hacer las comprobaciones pertinentes para descartar que se trate de una quiebra fraudulenta.

Volver a sancionar a la empresa
Paralelamente, la Administración sigue actuando y la Inspección de Trabajo está realizando estos días comprobaciones en la fábrica y, si así lo determina, levantará las actas que procedan por falta de ocupación, como ya hizo en verano. En ese caso, la Consejería de Empleo resolvería si procede volver a sancionar a la empresa en ese sentido.

La empresa "tiene que cumplir sus obligaciones"
Para Bouza, lo de Visteon es "más que una tomadura de pelo" y recordó a la empresa que "tiene que cumplir sus obligaciones". Destacó que, cuando solicitó el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a todos los trabajadores y cerrar la planta -rechazado por la Junta-, la multinacional se comprometió a buscar inversores alternativos. A juicio de Bouza, tendría que seguirse en esa línea.