En ciertas cosas, los tiempos han cambiado bastante con respeto a los de su padre o los de su abuelo, pero el torero Fran Rivera no parece haberlo notado. No al menos hasta el día de ayer, cuando pudo comprobarlo en carne propia al ver cómo las redes sociales se llenaban de consideraciones negativas y comentarios sarcásticos contra el matador de toros. Hasta el Defensor del Pueblo Andaluz ha terciado en el encendido debate: la institución que dirige Jesús Maeztu estudiará una posible actuación después de que el torero Francisco Rivera haya publicado este domingo en las redes sociales una fotografía suya con su hija de cinco meses en brazos mientras torea una vaquilla. "De ser cierta la imagen, mostramos nuestro absoluto rechazo. Recogemos información para valorar posible actuación", ha expresado este lunes la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz en su perfil oficial de la red social Twitter, reaccionando de esta manera a la publicación de la instantánea del diestro sevillano.
El torero subió estas imágenes a su cuenta en una red social. El torero subió estas imágenes a su cuenta en una red social.

"Debut de Carmen. Es la quinta generación que torea en nuestra familia. Mi abuelo toreó así con mi padre. Mi padre toreó así conmigo y yo lo he hecho con mis hijas Cayetana y ahora con Carmen #orgullodesangre", indica el matador de toros en su cuenta de Instagram, donde ha publicado la fotografía. A los pocos minutos de publicar la foto este domingo 24 de enero, los comentarios en contra de la imagen provocaron la respuesta del torero, que, a las dos horas, subió, junto a la foto de su hija, otra de él de pequeño con su padre, el torero Paquirri, para justificar que se trata de una tradición familiar. "Se repite la historia. Viva la mejor herencia, el sentimiento, la pureza, honor", argumenta en la misma red social. La polémica ha generado que Francisco Rivera se haya convertido en 'trending topic' en Twitter entre comentarios sarcásticos de usuarios, que hacen paralelismos con la diputada de Podemos Carolina Bescansa y su bebé en el Pleno del Congreso o con la foto de Michael Jackson asomando a su hijo por la ventana. Otros le nombran 'padre del año', le tachan de "irresponsable" y la ONG animalista Pacma califica la imagen de "vergüenza" y acusa al torero de dar a su hija una educación "contraria al respeto a los animales". También hay quienes le defienden por hacer en su "finca privada lo que quiera" mientras Bescansa lleva a su bebé un "espacio público" como el Congreso, que "pagan todos" los ciudadanos. EL MINISTRO DE SANIDAD TOMA PARTIDO Hasta el propio ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha cuestionado la actitud del diestro Fran Rivera toreando a una vaquilla con su hija de meses en brazos por exponer a la niña a un "riesgo innecesario". Para el ministro, la imagen que difundió el matador en redes sociales, da "una cierta impresión". Alonso ha pedido a Rivera que "haga una reflexión"  por entender que "no es adecuado, en ninguna circunstancia, poner en riesgo a los menores". Ha reconocido, no obstante, que el torero es una persona "con una pericia y conocimiento por el que puede considerar que no sufrió (la pequeña) riesgos mayores". En cuanto a la posibilidad de que actue el Observatorio de la Infancia, Alonso, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha explicado que "tampoco hay que ir mucho más allá". NADA EDIFICANTE Igualmente, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, considera "totalmente rechazable" y "nada edificante" la imagen del torero Francisco Rivera con su hija. En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, la consejera asegura que "no le parece edificante" esa imagen, toda vez que apunta que "parece que se ha olvidado que hace años se aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño donde quedó claro que los hijos son nuestros pero no son de nuestra propiedad". Por tanto, continúa, "tienen sus derechos, y uno de los derechos más importantes que tiene un niño es a la integridad y a la seguridad y tenemos que estar los adultos y los gobiernos vigilantes para que eso se produzca". Asimismo, Sánchez Rubio apunta que "no le cabe la menor duda" de que "seguramente el padre no pensó que hubiera el menor riesgo", pero "lo había". En este sentido, asegura que "a un bombero no se le ocurre llevar a su hijo en el camión cuando va a apagar un fuego o a un jugador de fútbol llevarse al campo al niño mientras está corriendo". "Hay que tener muchísimo cuidado con este tipo de cosas porque ponemos en riesgo a nuestros hijos, por más que uno no tenga esa intención", insiste la consejera, para la que este asunto "es un tema que no debe producirse". "Es una persona querida y reconocida y cualquier tipo de imagen así hace dar un ejemplo a imitar que no puede ser", concluye.