Una familia andaluza ha sido desahuciada esta misma mañana por orden de Bankia a la que se va a inyectar cerca de 20.000 millones de dinero público. Esta contradicción ha sido calificada como un escándalo por el Defensor del Pueblo, José Chamizo, durante una entrevista en CSTV, en la que ha pedido que se defienda de una forma más radical el derecho a la vivienda.

Nuevas formas de gestión
En su opinión, la nueva Consejería de Fomento y Vivienda debería imponer nuevas formas de gestión para facilitar el acceso de las familias con pocos recursos a un techo, para lo cual propone el alquiler público de viviendas vacías a precios asequibles, entre otras medidas. Chamizo ha puesto de manifiesto el aumento de las quejas que ha recibido por parte de los trabajadores interinos de la Junta y por los recortes en salud y educación; de ahí que no comparta las intenciones de cerrar esta institución que se están plasmando en algunas Comunidades Autónomas.

IBI Iglesia
Además, Chamizo ha abogado por que la Iglesia abone el IBI, al igual que deberían hacerlo otras organizaciones como sindicatos y partidos políticos, cuyas asignaciones de dinero público ha pedido que se recorten.