El decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, ha considerado este viernes "desproporcionadas" e "innecesarias" las detenciones "masivas" y acompañadas "de difusión mediática" al poder afectar al derecho a la libertad y a la propia imagen de quienes padecen esa detención, todo ello en velada alusión a la operación 'Barrado' contra el fraude en los cursos de formación financiados por la Junta desarrollada esta semana. Gallardo no aludió de manera explícita a las detenciones ordenadas por la juez Mercedes Alaya, pero todos los que escucharon sus manifestaciones entendieron sin margen alguno de error que se estaba refiriendo a la instructora del fraude de la formación. NO SÓLO EL DECANO En realidad, la opinión crítica de Gallardo está bastante extendida en medios judiciales andaluces, e incluso llega al propio Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Recientemente, en unas jornadas organizadas por el Consejo Audiovisual de Andalucía, el prestigioso penalista Francisco Baena Bocanegra y el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, se mostraron muy críticos con el denominado 'paseíllo': la difusión con imágenes de la entrada de imputados en los juzgados, ya sea mediante citación judicial o, como ahora en el caso 'Barrado', por haber sido detenidos. En la misma línea que el dechado de Sevilla, este jueves el abogado del exdirector general de Empleabilidad y Formación Profesional Manuel Brenes, uno de los 16 detenidos por la Guardia Civil en el marco de la operación 'Barrado', Alfonso Martínez del Hoy, calificaba de "excesiva, innecesaria y desproporcionada" la detención de su cliente y ha considerado que se podrían haber vulnerado derechos "esenciales" y "fundamentales", por lo que ha anunciado que "sopesará" lo ocurrido y estudiará posibles acciones judiciales al respecto. Fuentes de la institución colegial han informado a Europa Press de que Gallardo ha realizado estas manifestaciones en su discurso tras el acto de toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno del Colegio de Abogados, al que han asistido el consejero de Justicia e Interior en funciones, Emilio de Llera; el representante del Poder Judicial en Andalucía Occidental, Antonio Reinoso, o el juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero. DETENCIONES DESPROPORCIONADAS De este modo, Gallardo ha criticado que, "con relativa frecuencia, se vienen produciendo detenciones masivas acompañadas de difusión mediática que pudieran resultar innecesarias para la investigación y por ello desproporcionadas al afectar sin suficiente motivación fáctica el derecho a la libertad y a la propia imagen" de las personas detenidas, que "seguidamente son puestas en libertad" sin que se adopten medidas cautelares en su contra. El decano de los abogados sevillanos ha puesto de relieve en su discurso "el papel fundamental" de los letrados en la defensa del derecho de defensa que asiste a todos los ciudadanos, por lo que ha dicho que, en cuanto a colectivo profesional, "en ningún momento podemos bajar la guardia ante actuaciones policiales e incluso judiciales que pueden menoscabar el derecho de defensa y también otros derechos de las personas cuando se ven encausadas en asuntos penales". MÁS RESPETO Gallardo, en este sentido, ha reclamado "más respeto" para las personas sometidas a esas causas penales y que se permita que los detenidos, antes de prestar su primera declaración en cualquier asunto penal, puedan entrevistarse con el abogado que se les designe, "ya sea en sede policial o judicial". En este punto, ha recordado que existe una directiva europea que reconoce "claramente" el derecho de los detenidos a entrevistarse con sus letrados antes de prestar declaración, "incluso en sede policial", y ha añadido que "sólo respetando ese derecho, ahora reconocido a nivel europeo, se prestará una verdadera asistencia letrada al detenido y no una mera presencia letrada que resulta insuficiente para que se pueda considerar respetado el derecho de defensa del ciudadano". El Colegio de Abogados, según ha dicho, continuará trabajando para que se respeten los derechos de los detenidos "en cuanto al modo y forma en que se hace la detención, que siempre ha de efectuarse de manera que resulten menos afectados los derechos al honor y a la propia imagen" de la persona detenida. Hay que recordar que, el pasado martes, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detuvo a un total de 16 personas, 13 de ellas exaltos cargos de la Junta de Andalucía, todas las cuales fueron seguidamente puestas en libertad con cargos por la juez Mercedes Alaya.