En la comunidad autónoma de Andalucía no habrá copago de fármacos de dispensación hospitalaria para pacientes que no estén hospitalizados. A pesar de que el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado mes de septiembre aprobó esta medida y que debía entrar en vigor en este mes de enero, según ha confirmado la Consejería de Salud.

Dos razones para no aplicarlo
Para el Ejecutivo andaluz hay dos razones para no llevar a cabo este nuevo copago, y son por el margen que hay y porque no supone mucho ahorro. Las dos las explica, María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, que mantiene que Andalucía sólo aplicará esta medida si la obliga el Gobierno central.

Muchas familias que no pueden hacer frente a esos gastos
Por ahora, no quiere que los pacientes con procesos crónicos o graves, como los oncológicos, hepatitis, reproducción asistida, o los que sufren artritis reumatoide tengan que pagar el 10% del precio de los fármacos que le dispensan en los hospitales. Porque aunque el tope esté en los 4.20 euros por medicamento, entiende que hay muchas familias que no pueden hacer frente a esos gastos.