El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2014, que asciende a 29.619,6 millones de euros, un 3,5% menos que en el ejercicio actual. El texto, que será remitido al Parlamento andaluz para su debate y aprobación, prioriza la creación de empleo en la comunidad y la reactivación económica, al tiempo que blinda las políticas sociales para salvaguardar el Estado del Bienestar.

Avanza en transparencia
Además, el proyecto de Ley incorpora como novedad una regulación más exhaustiva de las transferencias de financiación y establece mecanismos de fiscalización previa y control posterior de las mismas, de acuerdo con un informe elaborado por la Intervención General. Asimismo, se incrementa el control sobre la justificación de las subvenciones, se completa el proceso de supervisión de los Fondos sin personalidad jurídica y se mejora el sistema de seguimiento presupuestario a los entes instrumentales. En la misma línea, para avanzar en transparencia y dar respuesta a las recomendaciones de la Cámara de Cuentas, se incorpora en el presupuesto a todas las entidades del Sector Público Instrumental, esto es, también aparecen los entes titularidad de la Junta de Andalucía pero que no perciben transferencias de financiación, así como las entidades participadas indirectamente. Y se introduce un sistema de supervisión de los entes instrumentales como mejora en la transparencia y en la rendición de cuentas.

"Hemos sido responsables"
Como explicó la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, al presentar las cuentas del Gobierno andaluz para el próximo año, Andalucía es una de las Comunidades Autónomas con menos deuda de España, "lo que nos permite en las circunstancias actuales poder reducir la carga financiera e impacta en los presupuestos" permitiendo que el descenso respecto al año anterior sea sólo del 3,5%. "Dado que hemos sido responsables en los años pasados y no nos hemos endeudado al nivel de otras regiones, el gasto que tenemos que afrontar el próximo año en intereses ha disminuido lo suficiente para que repercuta en los presupuestos", explicó la consejera, quien indicó que, en concreto, Andalucía tendrá que pagar en 2014 376 millones de euros menos en concepto de deuda pública.

Prioridades
Para 2014, las cuentas públicas tienen, como claro objetivo, contribuir a asentar y a fortalecer esta recuperación económica, que se traduzca en creación de empleo en la comunidad, al tiempo que blindan las políticas sociales para garantizar el mantenimiento del Estado del Bienestar, sin exclusiones. En este sentido, Montero aseguró que "el empleo es la principal preocupación de los andaluces" y, por tanto, la gran prioridad del Gobierno andaluz en 2014 será contribuir a generar empleo, de forma que pueda disminuir gradualmente la tasa de paro "que pesa como una losa". Muestra de ello, se trata de la única política que sube claramente en estos presupuestos, con un aumento del 2,8%. La Formación Profesional para el Empleo se incrementa un 3,8%. En total, las políticas de empleo y desarrollo empresarial se dotan con 1.485 millones.

Nuevo Plan de Choque 2014
Además, el programa de inclusión social crece un 15,7%, y se continúa desarrollando el Plan de Choque 2013 (200 millones de euros, con actuaciones en infraestructuras educativas, empleo verde y rehabilitación de viviendas), al tiempo que se pondrá en marcha un nuevo Plan de Choque 2014, dotado con 200 millones.

Bono joven
Se hará también especial hincapié en el empleo joven, ya que, como explicó la consejera, se trata de uno de los sectores sobre los que hay que incidir de forma especial. Así, se destinan 25 millones al Bono Joven (6.250 empleos) y a actuaciones de mejora de la empleabilidad de los jóvenes.

Reactivación y recuperación de la economía
Junto a la generación de empleo, el presupuesto busca reactivar la economía andaluza y contribuir a la recuperación. Para ello, se incrementa un 24% la dotación para internacionalización de las empresas y se potencia el protagonismo del sector privado en la actividad económica, disponiendo 1.393 millones para crédito público a favor de las empresas, y 413 millones para I+D+i. Con objeto de impulsar la diversificación de la estructura productiva en Andalucía, se plantean iniciativas como el Plan de capitalización de pymes industriales (150 millones en tres años), líneas de apoyo específicas para cooperativas y proyectos de economía social, y fomento de servicios de apoyo a los emprendedores (900 incubadoras de empresas). Y se da cumplimiento, con 1.357 millones, al modelo de financiación de las universidades andaluzas.

Refuerzo a los sectores productivos
Paralelamente, el presupuesto refuerza el apoyo a los sectores productivos que son claves en la economía andaluza, dotando con 319 millones el programa de actuaciones en materia de aguas y con otros 253 millones la gestión del medio natural, 103 millones para el programa de Desarrollo Rural y 84 millones para incentivación al sector agroindustrial. También experimentan subidas otros programas, como el de Vivienda, rehabilitación y suelo, que crece hasta los 140 millones (11,2%), y el de Comercio, con 15,4 millones (11,5%). A los programas en materia de Cultura se destinan 138 millones de euros y otros 102 millones a actuaciones en Turismo.

Salvaguarda del Estado del Bienestar
Respecto a las políticas sociales, acaparan el 82% del gasto destinado a políticas públicas (sobre el presupuesto total de las Consejerías), con el objetivo de garantizar en Andalucía la prestación de unos servicios públicos eficientes, de calidad y accesibles para todos, sin exclusiones. La política sanitaria acapara 8.222 millones de euros, con lo que gana peso en el conjunto de las políticas públicas, y representar el 38% del gasto de las Consejerías. Con ello, se garantiza en Andalucía una prestación sanitaria sin privatización de servicios y sin copago en farmacia hospitalaria; la gratuidad de los medicamentos para los menores de un año; la oferta de una cartera de servicios íntegra, la más amplia del Sistema Nacional de Salud y se mantiene la apuesta por la investigación biomédica.

Lucha contra la exclusión social y renovación del compromiso con la Dependencia
El presupuesto andaluz para 2014 dedica una especial atención a la lucha contra la exclusión social, para lo que incrementa la financiación del Ingreso mínimo de solidaridad un 29,5%, hasta situarse en 90,6 millones de euros. El Plan extraordinario de Acción Social contará con 60 millones, y con otros 20 millones la actuaciones de Solidaridad alimentaria. Además, se renueva el compromiso con la Dependencia en Andalucía, con la aportación de 1.094 millones en 2014, a pesar de la retirada de financiación del Estado.

Educación
Otra gran prioridad del gasto social es la Educación, como garantía para potenciar el crecimiento económico a largo plazo y mejorar la igualdad de oportunidades. En total, dispondrá de una dotación de 6.666 millones de euros, lo que representa el 30,5% del gasto de las Consejerías. Entre otras medidas, el próximo ejercicio se garantizarán los programas educativos de apoyo a las familias, como son la gratuidad de los libros de texto (60 millones y 915.000 alumnos beneficiarios), que ha sido suprimida en el resto de CC.AA.; el Plan de apertura de los centros (70 millones y 637.000 alumnos); la oferta de las escuelas infantiles (260,3 millones) y un total de 1.586 rutas de transporte escolar (80 millones). Junto a ello, se mantienen las becas propias de la Junta de Andalucía, como son la Beca 6.000 (25,8 millones y 6.500 alumnos beneficiarios), la Beca Segunda Oportunidad (5 millones y 1.000 alumnos), la Beca Talentia para graduados universitarios (5 millones) y se pone a disposición de los jóvenes la nueva Beca Adriano (10 millones), destinada a los alumnos desplazados del sistema educativo por el aumento de los requisitos exigidos por el Gobierno central.

Compromiso con las Corporaciones Locales
La consejera destacó también el compromiso con las Corporaciones Locales, manteniendo la financiación de 480 millones de euros (Patrica), pese a la reducción del 3,5% del presupuesto global de la comunidad para 2014.

Escenario macroeconómico
En su intervención, Montero se refirió al actual contexto económico de incipiente recuperación e indicó que los principales analistas auguran para 2014 tasas positivas de crecimiento en los países de la Zona Euro y, en concreto, se pronostica una mejoría en la economía de España, aunque todavía débil. En este escenario, dijo que se prevé que la economía andaluza experimente un crecimiento real del PIB del 0,3%, en línea con la previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España (0,2%). Antes de profundizar en la estructura del presupuesto, la consejera reiteró la dificultad que ha supuesto, al diseñar las cuentas públicas andaluzas, la obligación de ajustar el gasto en 1.220 millones de euros el próximo año, como consecuencia del desequilibrado reparto del objetivo del déficit entre el Estado y las CC.AA. (que en Andalucía supondrá un ajuste de 805 millones de euros), de la aplicación de un sistema de financiación que perjudica a la comunidad, y del recorte de las transferencias finalistas y del Fondo de Compensación Interterritorial asignadas en 2014.

Ingresos
En el detalle de los ingresos que conforman el presupuesto para 2014, informó que los ingresos no financieros alcanzan los 25.474,9 millones de euros, lo que supone una bajada del 1,5% respecto a 2013 y un volumen muy inferior a años precedentes. De esta cantidad global, 2.179,8 millones de euros corresponden a los tributos gestionados por la comunidad (2,6%); y 15.177,6 millones a las entregas a cuenta del sistema de financiación (-2,2%), que sufren una merma de 348 millones respecto a 2013. Es más, si Andalucía recibiera una financiación homogénea similar a la media de las CC.AA., habría obtenido 2.800 millones de euros más desde 2009 a 2011. El Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) dispondrá de una dotación de159,4 millones (-22,1%); las transferencias finalistas y dependencia de 842 millones (-6,7%), mientras que los fondos europeos prácticamente mantienen su cuantía, con 1.657 millones (0,1%).

No financieros
Los ingresos no financieros se completan con 73,1 millones por liquidaciones del sistema de financiación (-442,1%); 309,5 millones por tributos cedidos de gestión estatal (1,9%) y 1.065,7 millones por otros ingresos. Por su parte, los ingresos financieros decrecen un 14,4% respecto al ejercicio actual, hasta situarse en los 4.144,7 millones. De ellos, 2.111 millones corresponden a ingresos por endeudamiento para amortización (-16,6%) y 1.984,3 millones a endeudamiento neto (-11,8%).

Estado de gastos
Por lo que se refiere al estado de gastos del presupuesto, las operaciones no financieras se elevan a 27.323 millones de euros, lo que supone una bajada de 2,8%. Dentro de éstas, los gastos corrientes disminuyen un 1,2%, hasta situarse en los 24.017,7 millones. Específicamente, el gasto de personal se mantiene en 9.034,3 millones de euros, pese a la caída del 3,5% del conjunto del presupuesto, lo que supone una clara apuesta por el empleo público y por garantizar las mismas retribuciones que en 2013. Los gastos en bienes y servicios, cuantificados en 2.664,6 millones, se reducen un –6,1% gracias al ahorro en el gasto no vinculado a la prestación de los servicios públicos, y las transferencias corrientes bajan un 1,7%, hasta los 11.159 millones.

Inversiones
Por su parte, las inversiones alcanzarán los 3.305,3 millones, lo que supone 2,3 puntos porcentuales del PIB regional y representa, además, el 15,2% del presupuesto de gasto no financiero destinado a las Consejerías, muy superior al volumen de inversión de otras comunidades.