El nuevo indulto ha sido anunciado hoy por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La Audiencia de Granada
"Se ha acordado ese indulto por las penas privativas de libertad pendientes de cumplimiento de la condena a la que se refería la última petición de gracia que no estaba resuelta. Ahora será la Audiencia de Granada la que deberá hacer la liquidación de condenas", ha dicho.

"Por fin justicia"
La familia de Miguel Montes Neiro ha señalado que con el nuevo indulto que el Consejo de Ministros ha concedido al recluso y que se suma al parcial que ya se le otorgó el pasado 16 de diciembre se hace "por fin justicia" y espera que su puesta en libertad pueda producirse cuanto antes.

El indulto publicado en el BOE
Las hermanas del reo, Encarnación y Mari Carmen, ambas residentes en la provincia de Málaga, han recibido muy emocionadas esta nueva medida de gracia el mismo día en el que el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el indulto parcial que le concedió el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

Cárcel de Albolote
"Estoy que no me lo creo, por fin se hace justicia", ha señalado Encarnación, quien confía en que la publicación en el BOE de esta nueva medida se produzca cuanto antes y que su hermano, que permanece en la cárcel de Albolote (Granada), pueda quedar libre pronto. Mari Carmen también se ha mostrado muy emocionada, alegre y agradecida y ha declarado a  que este indulto, que afecta a una pena de 13 años que tenía pendiente, debería haberse tomado mucho antes.

"Hundido totalmente"
Por su parte, el abogado del preso, Félix Ángel Martín, se ha congratulado del anuncio y ha lamentado no haber podido comunicárselo a su cliente cuando lo ha visitado esta mañana en la cárcel, dado que entonces aún no conocía la decisión del Gobierno de concederle este nuevo indulto. En la visita que ha realizado esta mañana al preso para informarle de la publicación hoy en el BOE de los otros dos indultos parciales, el letrado encontró a Montes Neiro "hundido totalmente" porque cada vez veía más alejada la posibilidad de salir de la cárcel.