Rajoy ha dado en Madrid el banderazo de salida para los brutales recortes y sus pupilos en ayuntamientos y comunidades gobernadas por el PP siguen a pie juntillas sus directrices. Solo esperaban el paso de las elecciones andaluzas y la aporbación de los PGE. Así ha sido ya y Jerez sigue su modelo.

390 empelados a la calle
La alcaldesa de Jerez de la Frontera , María José García-Pelayo (PP), ha detallado que el expediente de regulación de empleo anunciado para 390 empleados municipales dentro del plan de ajuste "se hará efectivo el próximo mes de mayo" y afectará "más" al personal laboral-indefinido del Ayuntamiento jerezano, que supone el 48 por ciento de la plantilla municipal --900 trabajadores del total de 2.500-- "porque no tienen puesto".

"El ERE no afectará a los funcionarios"
En una rueda de prensa posterior al Pleno en el que el PP ha aprobado en solitario el plan de ajuste que ha remitido al Ministerio de Hacienda con estas "duras" medidas, García-Pelayo ha precisado que el ERE, "por una cuestión de legalidad", no afectará a los funcionarios, que integran el 31 por ciento de la plantilla, correspondiendo el 69 por ciento restante al personal laboral --48 por ciento indefinido y 21 por ciento fijo--.

"Obliga a reorganizar la plantilla"
En este sentido, la alcaldesa ha asegurado que con 2.500 trabajadores, entre el Ayuntamiento (1.920) y fundaciones y empresas municipales (580), y el número de funcionarios de la Administración local está "47 puntos por debajo" de la media del Estado, 54 respecto a la Junta de Andalucía y otros cuatro por debajo de la media de los Consistorios andaluces, lo que obliga a "reorganizar" la plantilla con una Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

Cifra en 16 millones el "sobrecoste"
Por ello, García-Pelayo ha explicado que una de las "primeras medidas" del plan de ajuste será "clarificar" las competencias de la institución municipal a través de un estudio, dado que ha cifrado en 16 millones el "sobrecoste" que el Ayuntamiento tiene al desempeñar servicios que corresponden a otras administraciones.

"No haya dos ayuntamientos paralelos"
Asimismo, ha añadido que, posteriormente, el gobierno local aprobará una "nueva estructura organizativa" con el objetivo de que "no haya dos ayuntamientos paralelos", que "ajustará" el organigrama municipal "a los servicios que presta" reduciendo la estructura organizativa "en un 40 por ciento".

 Busca la "estabilidad presupuestaria"
A este respecto, la alcaldesa ha advertido que el plan de ajuste "nos obliga ahorrar" para poder garantizar al Ministerio de Hacienda "que vamos a devolver 328 millones" para el pago a proveedores en busca de la "estabilidad presupuestaria", con un ahorro de tres millones en este año, 94 millones anuales en 2013 y de 100 millones al año desde el 2014 hasta 2022.

300 trabajadores del Ayuntamiento y 90 de empresas municipales
De igual manera, ha aclarado que en el capítulo de Personal, los 32 millones de ahorro se producirán con el ERE para los 300 trabajadores del Ayuntamiento (13,2 millones), los 90 trabajadores de empresas municipales y fundaciones (cuatro millones) y la RPT (12 millones), a los que ha añadido otros cuatro millones en concepto de "normas salariales" del futuro documento para la Relación de Puestos de Trabajo que ha elaborado el Ayuntamiento.

"Renegociaciones"
También ha advertido que además del capítulo de Personal, el ahorro hasta los 94 y 100 millones anuales desde 2013 exigidos para beneficiarse del crédito ICO se realizará a través de los capítulos 2 y 4, con un ahorro de 30 millones entre gastos corrientes y transferencias, más "renegociaciones" de los contratos del Ayuntamiento y otros conceptos.

300.000 euros de gasto diario
La regidora 'popular' ha cifrado en 300.000 euros el gasto diario que supone para el Ayuntamiento el pago de nóminas, cantidad que "equivale" al pago mensual de las nóminas de la plantilla de Limasa --concesionaria de limpieza en los colegios públicos-- y ha recalcado que esta situación "no es culpa de los trabajadores".

Apela al diálogo
Por último, la alcaldesa ha apelado al "diálogo" con los representantes sindicales, ya que su intención de que el ERE y la RPT "salgan adelante con acuerdos" y "con el consenso necesario".