El alcalde de Jaén tendrá que dar muchas explicaciones después de conocerse el contenido del informe de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) sobre la viabilidad del tranvía de la capital que Fernández de Moya tiene en su poder desde hace más de dos años pero siempre se ha negado a mostrar a la oposición. El informe –desvelado en su edición de hoy por el diario Jaén– cifra el déficit de explotación del tranvía en 1,8 millones de euros al año, en ningún caso los 5 o 6 millones que venía esgrimiendo el alcalde –la última vez la semana pasada– y que era la principal razón aducida para no ponerlo en marcha. A esa cantidad habría que sumar 344.000 euros del alquiler anual de los trenes, aunque esta es una cantidad que el Ayuntamiento ya está pagando aunque los trenes no estén circulando. Como se sabe, la infraestructura del tranvía fue construida por la Junta de Andalucía durante el anterior mandato municipal, de color socialista, pero el nuevo equipo de gobierno que tomó el mando en 2011 se negó a ponerlo en funcionamiento alegando el excesivo coste para las arcas municipales, si bien nunca ha dejado del todo la sospecha de que sus motivaciones eran más políticas que propiamente económicas. LA OPOSICION SE LANZA EN TROMBA La oposición de izquierdas se ha lanzado en tromba este miércoles contra el alcalde. El secretario general del PSOE de la ciudad de Jaén y candidato a la Alcaldía, Manuel Fernández, ha urgido al alcalde, José Enrique Fernández de Moya, a publicar en la página web municipal "todos los informes que tiene sobre el tranvía", ya que está "bajo sospecha de haber estado engañando a toda la ciudadanía durante dos años" en relación al coste que le supondría al Ayuntamiento la puesta en marcha de dicho medio de transporte. Por su parte, el responsable de Política Institucional de IU en Jaén, Manuel Pegalajar, ha culpado este miércoles al regidor de "haber estado y estar ocultando" el estudio encargado a FGC sobre el coste del tranvía, y de haber estado "engañando a la ciudadanía" al "cifrar el supuesto déficit de la puesta en funcionamiento" del citado medio de transporte "en cinco-seis millones de euros". OCULTACIÓN DE DATOS "De confirmarse la información" publicada este miércoles, ha advertido el secretario general del PSOE de la capital, el hecho sería "gravísimo" porque "el alcalde habría estado ocultando datos fundamentales en torno a la viabilidad de la gestión del tranvía y engañando reiteradamente durante los dos últimos años", desde que, según ha agregado, en enero de 2013 compareció en rueda de prensa "para decir, según él, el contenido del informe de FGC". Mientras tanto, para el responsable provincial de Organización de IU, las "revelaciones aparecidas" este miércoles deberían llevar al alcalde a "reflexionar sobre su continuidad al frente del Consistorio de la capital". En esa línea, ha aseverado que "la ocultación de información y la mentira por parte de un alcalde, en una sociedad democrática, no son asumibles", y ha señalado que "nos estamos acostumbrando a que la falta de transparencia, la ocultación del destino del dinero público, e incluso la mentira, se conviertan en moneda de cambio habitual en la vida pública", lo cual "es tremendamente destructivo y dañino para las instituciones y para la credibilidad de los ciudadanos en las mismas".