El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), que ha declarado esta mañana como imputado por presunta prevaricación en una operación urbanística, se ha mostrado confiado en el archivo de la causa y la ha achacado a un "montaje" del PSOE, de quien partió la denuncia.

El Ayuntamiento saldó una deuda de 8,2 millones contraída por unos empresarios
El alcalde ha declarado en el Juzgado de Instrucción 1 de Granada como imputado por una operación urbanística que, presuntamente, provocó un perjuicio económico a las arcas municipales después de que el Ayuntamiento saldara la deuda de unos 8,2 millones de euros contraída por dos empresarios con una parcela valorada en un millón menos. La declaración se ha producido después que el Juzgado admitiera a trámite la querella interpuesta el pasado octubre por el grupo municipal del PSOE de Granada contra la Junta de Gobierno Local, de la que forma parte el alcalde, la entidad financiera involucrada en el procedimiento y dos promotores de la ciudad.

No responde a preguntas de la acusación
Torres Hurtado ha respondido a las preguntas de la Fiscalía, el juez y a su abogado, pero no a las de la acusación y, al salir de su declaración, se ha mostrado "muy satisfecho" y ha considerado que la causa se basa en "una operación que ha llevado el PSOE, montada para tener titulares de prensa".
Según la querella de los socialistas granadinos, el alcalde alcanzó un acuerdo con los promotores por el que, en lugar de cobrar en efectivo los 8,2 millones de euros que adeudaban al Ayuntamiento, la deuda se saldaría "en especie" con una parcela de uso terciario (comercial) valorada en unos siete millones -uno menos de la deuda-. "No se ha aportado la documentación, sino la que interesaba para aparentar que había alguna cuestión no legal y dicen que se habían cambiado las proporciones de uso en el espacio comercial, cuando se hace para toda la ciudad", ha explicado el alcalde a los periodistas al término de la comparecencia judicial.

Se aprobó en un pleno extraordinario
Torres Hurtado ha insistido además en que el trámite se aprobó en un pleno extraordinario y por unanimidad, por lo que "se tenían que haber querellado a sí mismos". El alcalde de Granada ha halagado el trabajo de los funcionarios que prepararon el acuerdo urbanístico y ha subrayado que dicho acuerdo ha permitido a la ciudad cobrar los 8,2 millones de euros que se adeudaban. "Era una operación perdida que hoy está cobrada, no en dinero pero sí en suelo. Si cuando se venda la parcela vale menos de 8,2 millones de euros, el Ayuntamiento cobraría ese dinero y el resto nada", ha explicado el alcalde.

Reproches al PSOE
"Estoy tranquilo y he venido a colaborar con la justicia, mientras otros están para intentar ganar las elecciones en los juzgados y desprestigiar no solo a mi persona, sino a tanto buen funcionario", ha reprochado Torres Hurtado al PSOE. El alcalde ha confiado en que el recurso presentado por su defensa servirá para archivar la causa, y ha restado importancia a su imputación, hecho que no le ocasiona "ningún problema". La parcela que originó la presentación de la querella está relacionada con el plan parcial del Cerrillo de Maracena en el que iba a construirse el Palacio de Hielo, causa que el próximo mes de octubre sentará en el banquillo de los acusados al exconcejal de Urbanismo Luis Gerardo García Royo (PP), a tres altos funcionarios del Consistorio, a dos constructores y a un abogado.