La derecha andaluza anda con problemas y cada vez más montaraz. Rompe las mínimas normas de protocolo y es capaz, como ha hecho el alcalde de Granada, el popular, José Torres Hurtado, de prohibir a la propia presidenta de la Junta de Andalucía que hable en la entrega de un premio relevante.

El alcalde decide que la presidenta no hable en el acto
De nada ha servido que en sus primeros días de mandato la presidenta de la Junta se recorriera las ocho capitales andaluzas para entrevistarse con los alcaldes de estas ciudades en manos del PP y le tendiera la mano. Los irredentos como el regidor granadino no entienden de relaciones institucionales y por lo que se ve ni de protocolo. No se entiende que a un acto tan importante como esl la entrega del Premio Internacional de Poesía 'Ciudad de Granada-Federico García Lorca', con la asistencia de los Príncipes de Asturias a una ciudad andaluza, a la presidenta se le impida  intervenir porque el alcalde así lo ha acordado.

Torres Hurtado teme el ascenso político de Díaz
¿Dueño del cortijo? ¿Maleducado o simplemente movido por intereses partidistas? Conviene no olvidar que José Torres Hurtado fue quien apremió hace meses a los dirigentes del PP andaluz a que eligieran ya un candidato porque, mientras ellos estaban huérfanos de líder, Susana Díaz "iba cacareando" por la geografía andaluza, aumentando sus dosis de popularidad y robusteciendo su liderazgo.

Veto del alcalde a la presidenta
Como consecuencia de ello, Susana Díaz no asistirá finalmente a la entrega del Premio Internacional de Poesía 'Ciudad de Granada-Federico García Lorca' al mexicano Eduardo Lizalde que se desarrollará en la capital granadina y en el que estarán presentes los Príncipes de Asturias. La causa parece propia de un regidor de una república bananera ya que viene originada por la "negativa" del alcalde, José Torres Hurtado (PP-A), a que intervenga en el acto.Y es que de manera incomprensible, en un marco de relaciones entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía, desde el Ayuntamiento de Granada se ha decidido no incluir la intervención de la presidenta en el acto, en el que sí hablarán el premiado, el alcalde de la ciudad, y el Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón.

El alcalde se salta el protocolo
Para la Junta, esa decisión del Ayuntamiento supone una "falta de respeto y de consideración" con la máxima autoridad de la Comunidad Autónoma, a la que "no se le da el sitio que corresponde". Las mismas fuentes han indicado que no se entiende por qué el alcalde "no ha respetado las más elementales normas del protocolo".

El Gobierno andaluz expone a la Casa Real los motivos
Desde el Gobierno andaluz se ha contactado con la Casa Real para trasladar los motivos de la ausencia de Díaz en dicho acto, al que tenía previsto asistir después de visitar junto a los Príncipes de Asturias la exposición 'Arte y culturas de Al-Andalus: El poder de la Alhambra'.