No deben de haber hecho especial gracia a los funcionarios del Ayuntamiento de Córdoba las declaraciones de su alcalde , José Antonio Nieto (PP). Este ha afirmado que como "la crisis es para todos", "no es lógico" que una serie de trabajadores "todavía a estas alturas no haya sufrido nada de la crisis".

Privilegiados
Tan singular reflexión de Nieto le lleva a pensar posiblemente que "mal de muchos, consuelo de tontos". Según el popular, algunos de los funcionarios en el Ayuntamiento  "año tras año han visto como sus derechos sociales crecen o su salario crece por encima del IPC".

Reducir a todo el personal
Sin embargo, algunos funcionarios "han sufrido una rebaja del cinco por ciento en su salario y ahora la congelación salarial y una ampliación de jornada", según ha puntualizado Nieto en una rueda de prensa, en la que ha subrayado que "no se puede reducir solo a los funcionarios, sino a todo el sector público", incluyendo de este modo al personal laboral del Consistorio y organismos autónomos.