Ni plasma ni rueda de prensa: una carta remitida a los tres periódicos locales en papel de la ciudad. Así anunció el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), que se volvía a presentar a las elecciones municipales del próximo 24 de mayo a pesar de haber incumplido su gran promesa electoral. Nieto dijo en diciembre de 2010 que no se volvería a presentar a los comicios "si hay un parado más cuando acabe el mandato". A día de hoy, en Córdoba hay 4.000 parados más que cuando el alcalde de Córdoba hizo su promesa. Lejos de comparecer ante los medios de comunicación, el alcalde decidió enviar tres cartas distintas a los periódicos en papel de la ciudad de Córdoba. En las misivas, Nieto defiende que "me comprometí con el empleo, porque una ciudad que funciona, que se organiza, que se une, genera empleo. Llegamos a una ciudad que destruía casi nueve empleos al día y hoy, desde que pudimos aplicar nuestro programa, se crean más de ocho empleos diarios. El último dato de la EPA, ya acredita que hay menos parados que cuando llegamos al gobierno". Ni una referencia a su atrevida promesa de no volver a presentarse en el caso en que hubiese un parado más. UN GIRO A SU DISCURSO Casi desde el día en que asumió la Alcaldía, el regidor ha sido preguntado mes sí y mes también por su promesa electoral. Nieto siempre defendió, al menos hasta hace un año, que no se volvería a presentar a alcalde si había un parado más. No obstante, desde que hace un año asumió que su promesa iba a ser imposible de cumplir decidió dar un giro en su discurso. Así, desde enero de 2014 se centra en explicar que los datos de empleo están mejorando y que su objetivo no es para un plazo de cuatro años, sino mínimo para un plazo de dos mandatos (ocho años). "El próximo 24 de mayo los cordobeses volverán a tener la palabra y serán ustedes quienes decidan si mantener o no el cambio que ha hecho posible que, mire donde se mire, Córdoba mejore", detalla el alcalde en su carta. Es decir, el discurso ahora del alcalde de la ciudad pasa por asegurar que la ciudad ha empezado a cambiar y que su compromiso con el empleo, aunque lejano, es posible pero a un plazo más largo.< El PP de Córdoba ha llegado hasta a convocar una encuesta entre sus militantes locales a través de su web, en los que les preguntaba si Nieto debería repetir como alcalde. El resultado fue apabullante y más del 90% de los militantes respondió que sí. LA CULPA ES DE SEVILLA Desde el inicio del mandato municipal del PP en Córdoba, y como ha ocurrido en otras provincias, Nieto ha culpado a la Junta de Andalucía de todos los males de la ciudad. De hecho, y aunque cuando hizo la promesa de no volver a presentarse si había un parado más no lo dijo, ha insistido en estos años en que las competencias en la generación de puestos de trabajo no depende del Ayuntamiento de Córdoba, sino del gobierno andaluz. Así, su discurso ha ido variando según los datos que ofrecían mes a mes o el Ministerio de Empleo o la Encuesta de Población Activa (que sale cada trimestre). Si los datos eran negativos, la culpa era de la Junta de Andalucía. Si eran positivos, mérito del Ayuntamiento. ¿QUIÉN CREA EMPLEO? Más allá de las interpretaciones, fuentes de la oposición llegan incluso a asegurar que los últimos buenos datos de empleo en la ciudad se deben a las contrataciones impulsadas por la Junta de Andalucía en dos planes de inclusión social. El primero, el que se refiere a los jóvenes, ha posibilitado al Ayuntamiento de Córdoba contratar a unos 700 jóvenes hasta el próximo mes de junio. Estos jóvenes han salido de las listas del paro. El segundo, el de empleo contra la exclusión social, ha facilitado otros 600 empleos. A pesar de eso, en Córdoba capital hay un total de 43.800 personas en el paro, según la última estadística del Ministerio de Empleo, en una ciudad de apenas 320.000 personas.