Mas madera para la insaciable locomotora de la polémica. El alcalde de la ciudad de Cádiz, José María González, de 'Por Cádiz Sí se Puede' (PCSP), ha afirmado este lunes 12 de octubre, cuando se conmemora del Día de la Fiesta Nacional, que en esta efeméride no hay "nada que celebrar". En un comentario publicado en su perfil de la red social de Twitter, recogido por Europa Press, el primer edil de la capital gaditana afirma que "nunca descubrimos América, masacramos y sometimos un continente y sus culturas en nombre de Dios", por eso entiende que no hay "nada que celebrar". En las primeros dos horas que llevaba publicado el comentario del alcalde de Cádiz en la referida red social, ya había sido retuiteado más de 600 veces. A su vez, la secretaria general y portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha considerado este lunes 12 de octubre, cuando se conmemora el Día de la Fiesta Nacional, que "la fiesta nacional debería recordar la liberación propia y no la esclavitud de otro". Así se ha pronunciado la dirigente andaluza de la formación morada en un comentario publicado en su perfil personal de Twitter, recogido por Europa Press, en el que ha afirmado: "Yo creo que la fiesta nacional debería recordar la liberación propia y no la esclavitud de otro. Modestamente". En la misma línea se pronunció este lunes la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien criticó que el Estado conmemore "un genocidio" en la fiesta de l2 de octubre y que gaste dinero conmemorándolo con un desfile militar. Mientras tanto, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, asistía este lunes en Madrid a los actos conmemorativos por la Fiesta Nacional, que estarán presididos por el Rey Felipe VI. Casi 3.400 militares y guardias civiles y 48 vehículos no blindados desfilaron por Madrid en los actos conmemorativos, que presidieron los reyes y que recuperó la exhibición aérea con un total de 53 aeronaves, incluidos los 'cazas' Eurofighter y los aviones que se encargaron del traslado de los afectados por el virus del ébola y por el terremoto del Nepal. El de este año fue el segundo desfile del 12 de octubre de Felipe VI como monarca, aunque fue el tercero que presidió, ya que en 2013 lo hizo como Príncipe de Asturias en sustitución del Rey Juan Carlos, quien se encontraba convaleciente de una operación reciente.