Ecologistas en Acción y la Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar han comunicado este jueves que no acudirán a la cumbre para analizar el futuro del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería) convocada para este sábado por el alcalde, el independiente Salvador Hernández (Gicar), al que sí confirmaron en primera instancia asistencia.

"No tienen nada que discutir"
Ambos colectivos, en la misma línea ya argumentada por Greenpeace, señalan que no tienen "nada que discutir" con el Ayuntamiento carbonero mientras siga clasificando el paraje como urbanizable en su planeamiento urbanístico y subrayan que, cuando tengan "constancia" de la voluntad "inequívoca" del Consistorio de "cumplir normativa y resoluciones judiciales", no tendrán "inconveniente" en abordar cuál es "la mejor y más rápida" manera de "restituir" la legalidad urbanística en la zona.

"Hay que proceder a la demolición"
En un comunicado, resaltan que la postura de las asociaciones ecologistas convocadas al acto es "unánime" y detallan que pasa por instar al regidor carbonero a desclasificar los suelos de El Algarrobico que gozan de protección medioambiental en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata y a que "anule" la licencia de obras cuya legalidad dirime el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) después de que fuese declarada nula por un juzgado de lo contencioso-administrativo. "Hay que proceder a la demolición de ese mamotreto que nunca debió construirse", indican.

"Modificó un decreto"
En la carta remitida a Hernández, Ecologistas en Acción y Amigos del Parque desgranan los hitos más significativos en torno a la evolución del hotel de una veintena de plantas y 411 habitaciones y arremeten contra la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, que, aseguran, "modificó un decreto del Consejo de Gobierno sin seguir el procedimiento, por vía de hecho, para modificar la planimetría del Algarrobico y dibujar una D2 —zona urbanizable— donde había una C1 —área natural de interés general—".

Restablecer el nivel de protección
En esta línea, remarcan que el Consistorio tramitó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, que clasifica el paraje urbanizable, después de que el TSJA ordenase en un auto de marzo de 2009, confirmado por el Tribunal Supremo (TS) en septiembre de 2011, restablecer el nivel de protección que la zona tenía en el PORN de 1994 y se cambiase, por tanto, a no urbanizable pese a la tesis sostenida por la Junta de Andalucía.

Las resoluciones quieren "todo lo contrario"
"El Ayuntamiento de Carboneras sigue interpretando torticeramente que los citados autos restablecen en el Algarrobico el nivel de protección D2, áreas urbanizables, y proyecta en el sector ST-1 la construcción de 250 viviendas", aseguran cuando, según resaltan, las resoluciones quieren "todo lo contrario", que es "evitar que se deteriore más El Algarrobico" hasta que se resuelva sobre la legalidad o no de la licencia".


Desobediencia
De hecho, ante la aprobación del PGOU por parte del anterior equipo de gobierno, el Alto Tribunal andaluz apercibió personalmente al exalcalde de Carboneras, Cristóbal Fernández, de un presunto delito de desobediencia si urbanizaba el Algarrobico.

"Desobediencia municipal"
Ambos colectivos concluyen que, este contexto "de desobediencia municipal" a decisiones judiciales y a normativa vigente, cualquier acuerdo al que se pueda llegar sobre el futuro de dicho hotel "debe de ser respetuoso con las leyes y las decisiones judiciales" y, por tanto, reiteran "no tenemos nada que discutir con el Ayuntamiento de Carboneras mientras siga clasificando al Algarrobico como urbanizable en el PGOU".

"No ha lugar ningún tipo de reunión"
Tampoco va a concurrir a la convocatoria del primer edil, que asumió la Alcaldía después de las elecciones municipales celebradas en mayo de 2011, la organización conservacionista Greenpeace y la Junta de Andalucía, cuyo consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, se mostró tajante sobre la propuesta al señalar que "no ha lugar" a ningún tipo de reunión, "sino a que la justicia se pronuncie para poder trabajar en la recuperación de este espacio".

Azata del Sol confirmó su asistencia
Azata del Sol sí confirmó su asistencia ya que sostiene que la reunión "será buena" aunque sólo sea "para conocerse personalmente" y, de este modo, "conocer, de manera directa, las posiciones de unos y otros ya que estamos dispuesto a escuchar y hacernos escuchar". Junto a la promotora del hotel acudirán los empresarios hosteleros de Carboneras.