Dos agentes de la Policía Nacional han salvado la vida en Coria del Río (Sevilla) a un niño de dos años que se encontraba inconsciente por la asfixia que le había ocasionado atragantarse con un trozo de galleta. Los conocimientos en primeros auxilios y la rápida actuación de los policías permitieron salvar la vida del pequeño. Según informa en un comunicado, los hechos ocurrieron la noche de este pasado lunes cuando los agentes hacían un servicio de patrulla de seguridad ciudadana en un vehículo oficial y vieron a un hombre que circulaba en un coche en sentido contrario y que al ver a los agentes sacó parte del torso por la ventana y comenzó a pedir ayuda mientras gritaba que su niño no respiraba y que se iba a morir. Los agentes comprobaron que el niño se encontraba inconsciente, por lo que de manera inmediata le practicaron los primeros auxilios necesarios y, tras varias maniobras de reanimación, consiguieron con éxito que el menor lograra expulsar el objeto extraño, que resultó ser un trozo de galleta, y volver a respirar de nuevo con normalidad. Tras comprobar que el menor se encontraba fuera de peligro, los policías acompañaron al padre y a su hijo hasta el ambulatorio de la localidad coriana para ser examinado. Tras una exploración, los médicos confirmaron que el pequeño se encontraba bien, felicitando a los agentes por su actuación. La intervención ha sido realizada por agentes adscritos al Grupo Local de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Coria del Río.