La teniente de alcalde de Hacienda de Puerto Real (Cádiz), Mónica González, de 'Sí se Puede Puerto Real' (SSPPR), imputada en el conocido como 'caso Eurowork' ha presentado su dimisión al alcalde de la ciudad, Antonio Romero (SSPPR), quien ha aceptado esta decisión aunque sigue manteniendo que "es una víctima más del caso", por el que le "consta que lleva padeciendo diez años de sufrimiento". Mónica González se enfrenta a un supuesto delito de apropiación indebida y estafa cuando era administradora única de la empresa Eurowork, en una causa judicial abierta en la Audiencia Nacional. Al parecer, el responsable máximo de la empresa, Luis Batlle, le habría pedido que se hiciese administradora de Eurowork en su ausencia, cuando González tenía 26 años. La idea de la empresa consistía en facilitar a los inmigrantes un contrato laboral y un visado a cambio de 450 euros. Más de 5.000 inmigrantes latinoamericanos fueron víctimas de la estafa de Eurowork, que se apropió de más de 2,5 millones de euros de sus clientes. La Fiscalía pide cuatro años de prisión para Mónica González, aunque el juicio ha estado paralizado durante años que Batlle estaba en paradero desconocido. En un comunicado, el Ayuntamiento de Puerto Real ha indicado que ha decidido dejar el cargo tras "madurar durante el fin de semana" los hechos y "comprobar que se está ejerciendo una presión mediática desmedida e injusta" sobre sus compañeros, "especialmente por tratarse de una candidatura de unidad popular, y también sobre el pueblo de Puerto Real". Asimismo, González ha manifestado que lo deja "cuanto antes, por responsabilidad y para dar ejemplo". Además, ha incidido que sigue "sin tener nada que ocultar" y ha deseado que "se celebre pronto el juicio y se aclare todo". "Por eso daré todas las explicaciones pertinentes en los órganos de mi formación y en la asamblea en el momento en que se convoquen", ha dicho. En relación con su futuro político, González ha adelantado que ha sido, es y será "una activista social". "Ceo firmemente en este proyecto y en su viabilidad y por eso continuaré colaborando con mis compañeros desde fuera de las instituciones en todo lo que pueda ser de utilidad", ha subrayado. Por su parte, el portavoz de EQUO y socio de gobierno en el Ayuntamiento, Iván Canca, ha manifestado que, "aunque desconocía las circunstancias del caso de Mónica González", cree "en su inocencia". No obstante, ha señalado que apoya el "gesto de responsabilidad que supone presentar su dimisión", que ve "necesaria y coherente, y algo que estamos poco acostumbrados a ver en otras formaciones políticas con imputaciones muy graves". El alcalde, Antonio Romero, ha agradecido a la concejal el trabajo que ha realizado durante estos meses en el arranque del gobierno local, ya que "ha sido, es y seguirá siendo una pieza fundamental en esta primera etapa, demostrando una inmensa capacidad de trabajo y sacrificio, así como una valía personal y profesional digna de admiración". Romero ha insistido en que su compañera "debe irse con la cabeza bien alta, pues lejos de ser culpable, ha sido una víctima más de este estafador". Asimismo, ha añadido que les pedían dar ejemplo, y así lo han "entendido", ya que a su juicio, "presentar su dimisión supone un ejercicio de honestidad con la gente muy poco habitual en política, incluso en casos flagrantes". "Ahora somos nosotros quienes exigimos la misma decencia e integridad a partidos como el PSOE, que mantiene entre sus filas a personas que sí están marcadas por la corrupción y además son capaces de cerrar pactos de gobierno --como en Diputación-- con pluriimputados en el ejercicio de sus deberes públicos", ha indicado el alcalde.