De nuevo, problemas para el observatorio del Calar Alto, en Almería. El director, nombrado el pasado mes de junio, ha dimitido por culpa de los recortes en el presupuesto. Los trabajadores temen despidos y también que uno de los telescopios deje de funcionar por falta de personal

No puede gestionar el observatorio más importante de Europa con más recortes
José María Quintana ha presentado su renuncia como director de Calar Alto, en Almería. En su carta, asegura que no puede gestionar el Observatorio, el más importante de Europa continental, con tan sólo 2 millones de euros previstos para este año, después del recorte aplicado por el CSIC y la fundación alemana Max Plank, que gestionan conjuntamente el centro.

Los trabajadores temen que se produzcan nuevos despidos y alertan de que, con la falta de personal, a partir del mes de marzo, el telescopio de 3.3 metros dejará de funcionar.