La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha considerado este jueves que es "insultante" que la secretaria general y portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez, haya calificado de "limosna" los 35 millones de euros con los que la Junta ha dotado el nuevo decreto de atención temprana para la legislatura. Así lo ha manifestado la presidenta durante la sesión de control al Gobierno ante el Pleno del Parlamento después de que Rodríguez le haya reprochado que "los derechos sociales no son limosna que se da graciosamente por un gobernante cuando llaman a su puerta", pues defiende que debería aprobarse una ley para garantizar la atención temprana en vez de un decreto, aunque entiende que ambos "no son incompatibles". Díaz ha replicado a Rodríguez que el Gobierno de Andalucía "lleva trabajando en este tema mucho tiempo", cuando la parlamentaria de Podemos había subrayado en su intervención que la atención temprana "se ha convertido en el centro de un amplio debate cuando antes estaba en un ángulo oscuro de la sociedad". "Quizás en un rincón oscuro estaba para usted", ha apostillado la presidenta. Asimismo, ha criticado que Podemos pretenda "confundir" respecto al decreto y sobre lo puesto de manifiesto en la reunión que mantuvo el día anterior con familias y entidades relacionadas con el ámbito de la atención infantil temprana en Andalucía, entre ellas el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi-Andalucía). Ha explicado que "el decreto se aprobará en abril, hablamos de la necesidad de que el ámbito educativo, social y sanitario vayan de la mano, y que es muy importante la coordinación entre determinados ámbitos, pues a las familias les preocupa que los colegios vayan de la mano de los profesionales del centros de atención temprana y que en septiembre el decreto tiene que estar íntegramente en funcionamiento para que a final de curso haya una evaluación de la atención temprana, ese mi compromiso". Sobre la memoria económica del decreto, la jefa del Ejecutivo andaluz ha explicado que "va a haber una inversión de 23 millones más que van a permitir que Andalucía alcance la inversión de 35 millones" en la legislatura, al tiempo que ha lamentado que la dirigente de Podemos crea "que el Parlamento es un teatro y lo que pasa forma parte de eso". "No vanalizo lo que ocurre en la calle, pero mi responsabilidad es ponerme al frente de los problemas", ha agregado. DÍAZ: "RODRÍGUEZ TIENE UN PROBLEMA DE PROTAGONISMO" Así las cosas, Susana Díaz ha criticado que Teresa Rodríguez critique los acuerdos entre otras fuerzas diciendo que "se conforman con un plato de lentejas". A su juicio, "parece que los acuerdos solo le vale cuando con son con usted y si es con otras formaciones, son triquiñuelas, ¿así entiende la democracia?", le ha preguntado. Díaz ha considerado que Rodríguez "tiene un problema de protagonismo" porque "todo lo que usted no acuerda o defiende, cree que no es bueno y piensa que es parte del teatro, como cuando en la calle va cargándole el megáfono a algún dirigente de su partido y anunciando que la próxima vez va con dinamita". Ha dicho que no comparte la proposición de ley que presentó Podemos en la Cámara, y cuya tramitación fue rechazada por el PSOE-A y C's, porque "no comparto que sea enfermos mentales y que los niños deban recibir solo un tratamiento sanitario, sino que debe ser un tratamiento integral educativo, social y sanitario". "Le molesta el decreto porque usted practica la política inútil y estéril de ponerse detrás de la pancarta no pensando en el sufrimiento de los ciudadanos, sino pensando en lo que usted llama la acumulación de poder", ha reprochado la socialista a Teresa Rodríguez, antes de asegurar que lo que diferencia a ambas es que "usted dice que viene a pedirlo todo y yo vengo a dar todo lo que tengo, esfuerzo, compromiso y trabajo, eso debe hacer un responsable político público". RODRÍGUEZ PROPONER ABORDAR UNA LEY CON DÍAZ De su lado, la portavoz parlamentaria de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, que ha comenzado su intervención dando la bienvenida a la Cámara su homólogo de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha reprochado a Díaz que no asistiera al debate parlamentario que en el día anterior se celebró en la Cámara sobre este asunto. Sobre el mismo, Rodríguez ha criticado la "falta de respeto absoluta" que, a su juicio, hizo la diputada del PSOE-A Brígida Pachón que, para posicionar a su partido en este debate, centró su intervención en criticar los asuntos internos de la formación morada. Así, le ha exigido que pida disculpas a las familias. Para Podemos, el debate sobre la atención temprana no está cerrado "porque no lo está para las familias" y es que, según ha dicho, "no se acaba porque entendemos que cuando hablamos de cambio es lo que la sociedad civil consigue con sus propias manos, y si las familias no se rinde, nosotros tampoco". De esta manera, ha considerado que el decreto que plantea la Junta para regular la Atención Temprana es "absolutamente insuficiente" y ha concretado cinco puntos del mismo con los que Podemos está en desacuerdo. En primer lugar, Rodríguez ha puesto en cuestión el modelo de derivación que plantea, cuando además "hay listas de espera de hasta un año", así como "falta de recursos" pues "resulta que cuando anunciaron que se triplicaba el presupuesto no era para un año, sino para una legislatura, con lo que ni se revierten los recortes de los últimos ocho años". Ha cuestionado así que "tras tantos meses de debate, lo único que nos pueden traer es un borrador que tiene los límites de su ambición política". Y es que, como ha criticado Teresa Rodríguez, "dedica en atención temprana la sexta parte de lo que dedica en altos cargos". También ha advertido de que el decreto "abre puerta a la privatización", "hablan de urgencia pero dicen que lo aplicarán a partir de octubre". Rodríguez ha criticado que propongan un decreto en lugar de una ley porque "los derechos sociales no son limosna que se da graciosamente por un gobernante cuando llaman a su puerta, sino que es una pelea sistemática por quien reivindica cuestiones justa, es una devolución a la sociedad de lo que produce con sus manos". "Los derechos sociales no son una medalla a poner en la solapa de nadie", ha subrayado. En cualquier caso, la dirigente de la formación morada ha señalado que la ley y el decreto "no son incompatibles", y le ha tendido la mano a la presidenta para sentarse después de Semana Santa para trabajar en una ley a más largo plazo y que el decreto se aplique con carácter inmediato, "cada día cuenta".