La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha afeado al PP y a Ciudadanos que "están dispuestos a vender el alma al diablo de la extrema derecha", aunque eso cueste derechos, bienestar e igualdad de oportunidades.

Así lo ha indicado a los periodistas este domingo en Torredelcampo (Jaén) antes de participar en un acto de conmemoración de los 40 años de los ayuntamientos democráticos, junto al secretario general del PSOE jiennense, Francisco Reyes, y su homóloga en la localidad y alcaldesa, Francisca Medina.

Díaz ha afirmado que "España, cada 40 años, suele vivir un momento de incertidumbre" y en la actualidad se está "en esa etapa difícil y complicada donde desgraciadamente la derecha, fundamentalmente PP y Ciudadanos, "está dispuesta a vender el alma al diablo con tal de alcanzar el poder", de modo que "no les ha importado blanquear a Vox".

A su juicio, "ejemplo claro" de ello ha sido esta semana, punto en el que calificado de "escandaloso" tener que "vivir que haya un partido que pida listas de trabajadores que atienden a las mujeres para hacer listas negras" y que "el presidente y el vicepresidente de la Junta silben y miren para otro lado y que digan que no se van a dar pasos atrás".

"No, lo que hay que dar son pasos adelante en la defensa de la igualdad, de la democracia, del respeto y de la convivencia. Pero PP y Ciudadanos están dispuestos a vender el alma al diablo. Lo harán el 28 de abril si suman con tal de alcanzar el poder", ha asegurado

Ha criticado, además, a la formación naranja al entender que "ya no son ni liberales ni moderados" y "estaba disfrazado el lobo con piel de cordero", por lo que "han preferido competir con la derecha que representa Casado y entregarse a la extrema derecha de Vox para estar en esa alianza para alcanzar el poder, aunque a este país le cueste ese poder muchos derechos, bienestar e igualdad de oportunidades".

En su opinión, "si algo viene a constatar que eso es así es el llamamiento que ha hecho la Unión Europea hoy, que pone el foco y llama la atención a España, donde está creciendo la desigualdad y donde crece la precariedad", mientras "a algunos solo les preocupan que celebremos determinadas fiestas, navideñas o de Semana Santa, como Dios manda".

"A mí me gustaría más que la gente pudiera trabajar como Dios manda, pudiera vivir como Dios manda y la igualdad de oportunidades, derechos y bienestar no estuviera en cuestión", ha asegurado la dirigente socialista.

Al hilo, cuestionada por las declaraciones del secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien apeló este sábado en Jaén a la unidad de todo el centro derecha para el próximo 28 de abril repetir "el ejemplo andaluz", ha apuntado que ya "lo han dicho ellos": "lo que haga falta".

La secretaria general del PSOE-A ha incidido en que avisó antes de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre y, a pesar de "no quisieron contestar", España "ha tomado nota España" de la suma "con la extrema".

Ir a votar

"Lo que tenemos que hacer quienes nos sentimos progresistas, de izquierdas, convencidos de que este país sólo será un país que merezca la pena si crece en igualdad, bienestar y derechos y consolida su democracia, tenemos que ir a votar, y evitar que se vuelva a entregar España a un partido de extrema derecha que viene a revertir lo bueno que henos construido entre todos", ha subrayado.

Y es que, para Díaz amar a España "es garantizar una España unida, en igualdad de condiciones, con derechos, que se sienta orgullosa de proteger a sus mujeres, a los más débiles, que garantice la igualdad entre todos los territorios".

"Amar a España no es enfrentar a la gente, dejar a los más débiles en el camino y no vender el alma al diablo, en este caso a la extrema derecha, con tal de alcanzar el poder. Este país merece mas que eso, igual que Andalucía", ha aseverado.

Bajar la cabeza

Por ello, los socialistas van "a trabajar con firmeza haciendo una oposición útil, exigente y al mismo tiempo comprometida con Andalucía" para que cuanto antes se revierta "este gobierno que es evidente que va a bajar la cabeza cada vez que la extrema derecha exija todos los peajes que le firmaron para poder alcanzar el poder".

Junto a ello, ha llamado la atención que en las últimas 24 horas, cada vez que le preguntan a Ciudadanos si va a pactar con la extrema derecha "dice no, no vamos a pactar con Sánchez". De esta forma, están "aplicando el cordón sanitario al PSOE, un partido constitucionalista" y, "en cambio, están entregando el alma al diablo de la extrema derecha exclusivamente por alcanzar la Moncloa, como hicieron con San Telmo".