El informativo Buenos Días ha entrevistado este miércoles a Susana Díaz, secretaria de Organización del PSOE andaluz. El primer tema abordado, obligado por la actualidad, ha sido la valoración de los resultados de las últimas elecciones generales. Susana Díaz ha reconocido sin la menor vacilación que los resultados han sido malos, tanto a nivel nacional como andaluz pero ha matizado que en Andalucía todas las encuestas daban diferencias superiores a diez puntos, y la distancia entre PP y PSOE en Andalucía ha sido de nueve.

"La crisis se ha llevado a seis gobiernos en Europa"
Díaz ha declarado que el partido ha iniciado una reflexión interna y cree que “tenemos margen para generar ilusión” en las próximas elecciones autonómicas. Preguntada sobre si la culpa del resultado es de la crisis o de su gestión, Díaz ha respondido que “esta crisis se ha llevado a seis gobiernos en Europa” pero insiste en que su “preocupación es cómo afecta la crisis a los ciudadanos”. Para Díaz está claro que “el que gobierna toma decisiones y habremos tomado decisiones equivocadas” pero insiste en que esta crisis es de ámbito mundial.

Empieza un nuevo tiempo
Considera que el PSOE-A ha “tomado nota”, y que empieza un nuevo tiempo en el que hay que “trabajar más y hacer las cosas mejor”. Pero insiste en que hay un margen suficiente en Andalucía para que las “próximas elecciones generan ilusión en la gente de izquierdas”.

El error del PSOE
Preguntada sobre qué errores podría haber cometido el PSOE, Díaz ha respondido que “cuando uno pierde la sintonía con los ciudadanos es porque no ha sabido explicar el motivo por el que ha tomado una serie de decisiones”, en su opinión su principal error ha estado en la forma en la que se han explicado las medidas que se tomaban ante la crisis.

Campaña difícil
Sobre si existe un desánimo interno entre militantes y estructura del partido, Díaz asume que ha sido una campaña “difícil” ya que cuando los ciudadanos lo pasan mal, es “duro trasmitir los mensajes del partido que gobierna”. También cree que ha habido un bombardeo constante de encuestas al votante que ha provocado desánimo y ha dispersado el voto de izquierdas.

"Hay partido"
En cuanto a la decisión de Griñán de que las elecciones andaluzas fueran por separado, Díaz opina que fue una decisión “arriesgada” e incluso “no comprendida dentro del partido en su momento” pero para el PSOE-A  era una “decisión lógica ya que había una mayoría fuerte que permitía agotar la legislatura”. Visto el resultado, Díaz está satisfecha de que se tomara esa decisión y afirma que “hay partido” de cara a los comicios de marzo, insistiendo en que son “conscientes del reto” y que pretenden mejorar la comunicación con los ciudadanos, que “perciban que desde la izquierda se puede salir de la crisis de otra manera”.

Congreso Federal del PSOE
Sobre el congreso federal del PSOE que tendrá lugar en Sevilla en febrero, ha matizado que las fechas no están cerradas todavía y que las determinará el comité federal del sábado. Díaz manda un mensaje de unidad y necesidad de cohesión interna y evita entrar en detalles sobre candidaturas y apoyos. En cuanto a la crisis interna en las agrupaciones de Málaga y Jaén, cree que “el PSOE-A es un partido vivo con debate y discrepancia, los resultados han provocado “ruido” pero forma parte de nuestra democracia interna”.

"Rubalcaba se ha dejado la piel en la campaña"
No se ha posicionado en  apoyar a Rubalcaba, no cree que le corresponda ni que sea el momento pero sí ha reconocido que “Rubalcaba se ha dejado la piel en la campaña con una gran generosidad sobre todo en Andalucía”, y los socialistas andaluces se lo reconocen. Tampoco ahonda en la cuestión de si el PSOE necesita solo un cambio de líder o debe haber una “refundación del partido” aunque cree que para tomar esas decisiones hace falta mucha serenidad y poca presión.

Lamentable los recortes de CiU
Díaz ha cerrado la entrevista comentando que no le han sorprendido los nuevos recortes anunciados por Artur Mas en Cataluña pero le resulta “lamentable” que los anuncie un día después de las elecciones ya que considera que los electores de CiU tenían derecho a saberlos.