Si las casas de apuestas estuvieran en el juego político andaluz, este 19 de enero de 2015 la opción del adelanto electoral iría seguramente por delante en las preferencias de los apostantes. La decisión está únicamente en manos de la presidenta Susana Díaz y las pistas que ésta ha venido dando en las últimas horas parecen inclinar la balanza en favor del adelanto. Pero nada es seguro. En IU se ha empezado a extender un cierto nerviosismo. Desde la coalición no eran conscientes de haber tensado tanto la cuerda con sus socios como para que ésta pudiera romperse. Por eso atribuirían un adelanto más a los cálculos y los intereses de Díaz y el PSOE que al hecho de que ellos hayan planteado someter a referéndum entre sus bases la continuidad del Ejecutivo en junio. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado que la estabilidad que necesita el Gobierno andaluz "no existe en esos momentos", advirtiendo de que si no se logra esta estabilidad "tendrá que haber adelanto electoral. En declaraciones a los periodistas en Jerez de la Frontera (Cádiz), Díaz ha insistido, no obstante, en que su intención es centrarse en los problemas de los andaluces, máxime en tiempos de crisis, y agotar la legislatura. Sostiene que Andalucía necesita un Gobierno "sólido, fuerte" y que "no esté en cuestiones internas", que es lo que quiere "que IULV-CA entienda". "Si esa estabilidad existe, no tendrá por qué haber adelanto", pero "es evidente que esa estabilidad no es la que tenemos en estos momentos", abunda la presidenta autonómica. Al respecto, argumenta que "antes de que una fuerza política, da igual que sea el PSOE o IU, decida sobre el futuro de Andalucía, serán los andaluces los que tengan la palabra". Sobre la reunión que mantendrá este martes con los secretarios provinciales del PSOE, ha dicho que forma parte del inicio del curso político del PSOE-A, que incluye también un encuentro el sábado con los candidatos a las municipales de toda la comunidad, ya que el plazo para las candidaturas concluye el día 31. No obstante, sí abordará con ellos la situación por la que atraviesa Andalucía y la necesidad de "estabilidad" de su Gobierno. Descarta que se vaya a tomar "ninguna decisión" al respecto este martes, pero espera que "se aclare cuanto antes" si se está en condiciones por ambas fuerzas políticas de darle al Gobierno la estabilidad que necesita, y "lo tendrán que demostrar". En este sentido, confía en que "en los próximos días seamos capaces de abrir el diálogo". EL MAL EJEMPLO CATALÁN Asegura Díaz que no quiere que Andalucía "viva el espectáculo de Cataluña, con dos dirigentes todo el día en un sainete a ver cuál de los dos tenía la hegemonía nacionalista, independentista, soberanista de Cataluña", lo que no les daba "espacio ni tiempo para los problemas de los ciudadanos". "Eso no lo merece la gente", enfatiza. Por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha urgido este lunes al PSOE-A, su socio en el Gobierno de la Junta, a aclarar si la posibilidad de un adelanto de las elecciones autonómicas es una "runrún" o tiene "base real". En rueda de prensa en Sevilla tras la reunión de la Comisión Colegiada de IULV-CA, Maíllo ha explicado que trasladará esta posición a los socialistas en la reunión que celebra esta tarde el comité de enlace, órgano que analiza la marcha del pacto de gobierno, porque considera que "los debates que no van a ningún lado hay que cerrarlos cuanto antes". LOS ANDALUCES NO LO ENTENDERÍAN Tras señalar que "los andaluces no entenderían" que hubiera un adelanto electoral porque "no hay razones" para ello, el líder de IULV-CA ha admitido sentirse "sorprendido de que se empiece con esto después de la aprobación de un presupuesto". En cualquier caso, ha apuntado que "lo tendrá que explicar quién ha empezado este debate y no hemos sido nosotros". Maíllo ha insistido en que los adelantos electorales hay que justificarlos con "solvencia y rigor" y que se requieren "razones de peso". "Un pacto de gobierno se tiene que romper por un hecho absolutamente incompatible como pudo ser lo que ocurrió con la Corrala", ha indicado el líder de IULV-CA, quien ha apostado por "cumplir los acuerdos y con la palabra dada a la gente". Ha negado que el PSOE-A les haya pedido que suspendan la posibilidad de realizar un referéndum en junio sobre la continuidad o no de ULV-CA en el Gobierno si no se cumple un determinado paquete legislativo. "Ni nos lo han pedido ni nos lo pueden pedir porque los mecanismos internos de nuestra organización los planteamos nosotros", ha subrayado Maíllo, quien ha rechazado de manera tajante que IULV-CA se haya arrepentido de celebrar la Asamblea de Balance y de acordar la posibilidad de celebrar el citado referéndum. "Dimos un ejemplo de radicalidad democrática", ha zanjado. SOBRE EL SÁHARA A preguntas de los periodistas, Susana Díaz ha señalado que la cuestión de la estabilidad del Gobierno andaluz es distinta a la visita que el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, planteaba hacer al Sáhara. Resalta que el Gobierno andaluz lleva años "liderando" la solidaridad con el Sáhara y garantiza que se seguirá haciendo, "sin regatear ni recortar un solo euro". Sin embargo, advierte de que vivimos "un momento difícil" en el que Marruecos juega el papel de ser "el aliado más importante de España y Europa ante un problema que todos percibimos y que nos preocupa", que es el de la seguridad. Afirma que "no va a ser Andalucía, situada a 14 kilómetros de Marruecos, quien provoque un conflicto internacional" ni será "un elemento de inestabilidad en el Mediterráneo en un momento en el que lo más importante tiene que ser la seguridad y estrechar lazos con aquellos que nos pueden ayudar a proteger la seguridad de las personas". "La seguridad de las personas no se negocia. Está por encima de todo lo demás", señala Susana Díaz, que añade que "la cooperación es compatible con la defensa de la seguridad" y reitera que Andalucía seguirá "liderando" la cooperación con el pueblo saharaui.