La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado que su partido va a "ganar bien" las elecciones autonómicas del 22 de marzo para "quedarse" y poner "un nuevo rumbo a una nueva Andalucía". Sobre cómo gobernará, ha dicho que "pactando con la gente", pero "en ningún caso con el PP ni con Podemos". En un acto público celebrado en Cádiz junto a la secretaria provincial de los socialistas gaditanos, Irene García, y el candidato del PSOE a la Alcaldía de la ciudad, Francisco González, Díaz ha señalado que "la derecha lleva dos semanas de los nervios porque hemos hecho lo que teníamos que hacer", que es "darle la voz a los ciudadanos" convocando unas elecciones. Recuerda que eso es lo que le pedían los que le han dicho "de todo", como "ilegítima, ocupa y que tenía alergia a las urnas". Sin embargo, el día que dijo que "ya está bien" porque Andalucía "no tiene estabilidad" y convocó elecciones para que decidan los andaluces, "algunos --en alusión al PP-- se ponen de los nervios porque saben lo que han hecho en esta tierra, atropellando durante años los derechos de los trabajadores en Andalucía". Sostiene que el PP tiene "miedo a la urna" y ahora le pregunta con quién va a gobernar tras el 22 de marzo, a lo que responde que es "con los nueve millones de andaluces a los que voy a pedir el voto con quien voy a gobernar". EL PP 'HA ASFIXIADO' A LOS TRABAJADORES La dirigente socialista ha reiterado que no gobernará "ni con PP ni con Podemos" porque "la derecha ha hecho mucho daño a mucha gente". Reprocha a los 'populares' que han "asfixiado" a los trabajadores con su reforma laboral, que rechazan la subasta de medicamentos y que han recurrido la Ley andaluza antidesahucios, entre otras cuestiones. Critica que al PP "siempre le ha dado coraje lo que ha sido bueno para Andalucía y "no tenemos nada en común". Tampoco pactará con Podemos porque "viene a Andalucía a hacer lo mismo que la derecha, a insultar", recordando que la llamaron "fontanera" para intentar meterse con los "orígenes humildes" de su familia de los que asegura sentirse "orgullosa". 'NO ENTIENDEN QUÉ ES ANDALUCÍA' Sobre Podemos, abunda que no puede gobernar con quien "no respeta el esfuerzo del pueblo andaluz y no entiende qué es Andalucía y qué fue el 28 de febrero", con gente que dice "frívolamente" que no va a pagar la deuda, ya que eso supone "poner en riesgo lo que es de todos". Está de acuerdo Díaz en que hay que "oponerse a la usura con los intereses", pero "uno tiene que pagar lo que compra". Asimismo, afirma que tampoco pactará con un partido que tiene "como referentes a Sánchez Gordillo, a Diego Cañamero y al Sindicato del Campo, que todos conocemos bien en Andalucía". La presidenta de la Junta ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aprovechando que va a visitar Andalucía "traiga los 3.500 millones que debe a Andalucía, lo que se han currado los hombres y mujeres de Andalucía, que ya está bien". LA LISTA PARA RAJOY Defiende que quiere ese dinero "para crear empleo", que es "su prioridad" porque "es lo que da dignidad a las personas". Considera que "lo peor" de la crisis "ya ha pasado", pero que "el campo de batalla ha quedado lleno de parados y desigualdad", al tiempo que ha afirmado que "si lo peor ha pasado, lo tiene que notar la gente". Además, ha solicitado a Rajoy que traiga "la reducción de las peonadas" para acceder al subsidio agrario, pues en Andalucía ha habido malas cosechas y "se van a quedar muchos trabajadores del campo sin ayuda ni protección". Al Gobierno también le reclama que cumpla con Andalucía "igual" que Andalucía "ha cumplido con España". Incide en que "la jaqueca de Rajoy" con Andalucía "no es gratuita", sino que se debe a que la Junta "ha cumplido el objetivo de déficit incluso sin estar de acuerdo". "Él dijo que para cumplir había que privatizar hospitales, recortar becas y dejar caer la Ley de Dependencia, y en Andalucía le dijimos que no", apunta, recalcando que en Andalucía se ha cumplido el objetivo de déficit "sin recortar, sin cerrar hospitales, sin cerrar colegios, sin recortar derechos ni recortar en becas". PROTESTA DE ENFERMOS DE HEPATITIS Díaz también se ha referido a las personas que la esperaban a la puerta del Palacio de Congresos de Cádiz para protestar, como es el caso del colectivo de enfermos de Hepatitis C, el de extrabajadores de Delphi y el de agentes locales de promoción de empleo. Tras ser interrumpida durante su intervención por una persona que le ha reclamado que "cumpla" sus "compromisos" con los agentes locales de promoción de empleo, la secretaria general del PSOE-A ha reseñado que "entiende" las reivindicaciones y que sabe que "hay problemas, muchos, en la calle". Al hilo, ha indicado que "cuando hay problemas, la gente va donde sabe que puede haber soluciones", y que el PSOE es el partido que puede aportarlas. Por último, ha manifestado que si tiene la confianza de los andaluces se quedará en Andalucía. "Es donde quiero estar, con mi gente, con los andaluces, en nuestra tierra y poniendo rumbo a una nueva Andalucía que proteja a sus jóvenes en educación y empleo, y que siga siendo ejemplo de igualdad de oportunidades", ha concluido.