Susana Díaz no mete a Izquierda Unida ni a Ciudadanos en bombo de los excluidos de futuros acuerdos políticos en la legislatura que salga del 22M. Esa puerta, en cambio, sí la cierra de un portazo cuando se trata del Partido Popular y Podemos, aunque por razones distintas. La encuesta del CIS revelaba que un 15 por ciento de los votantes que, decididos a votar, todavía no se han decantado por una opción, dudan entre hacerlo olor el PSOE o por Podemos. Ese porcentaje tampoco es despreciable en relación al PP, al cual hasta un 10 por ciento duda si darle su voto o dárselo a los socialistas. Esa centralizad es una de las virtudes electorales con que históricamente han contado los socialistas, si bien donde ahora figura Podemos antes lo hacía Izquierda Unida, hoy arrumbada a una cuarta o incluso quinta plaza. ANÁLISIS PARA TODOS LOS GUSTOS El PSOE sabe que tiene en Podemos un poderoso adversario al que si bien la mayor parte de sus votantes rechaza o incluso le tiene miedo, un porcentaje significativo lo mira con simpatía. Amarrar a estos últimos es uno de los objetivos de Susana Díaz. Y tampoco desconocen los socialistas andaluces que cualquier acuerdo futuro en la Cámara tendrá impacto en la organización a nivel federal. Hay analistas que hablan incluso de la posibilidad de un 'pacto de no agresión' entre PSOE y PP según el cual cada uno de ellos dejaría gobernar al que fuera la lista más votada, que en Andalucía parece que será el PSOE y en unas generales para que sería el PP. En todo caso, la candidata del PSOE-A a la reelección como presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado este domingo que no va a pactar ni con la derecha que "tanto daño" ha hecho a Andalucía, ni con Podemos, que "no sabe ni lo que quiere hacer", al tiempo que se ha mostrado convencida de que ganará ampliamente las elecciones del 22 de marzo para configurar el gobierno fuerte y estable que quieren los andaluces, informa Europa Press. Durante su intervención en un acto público en Osuna (Sevilla) durante su campaña electoral, Susana Díaz ha manifestado que ella solo quiere pactar con los andaluces para que esta tierra dé el salto adelante que merece. Esta ha sido la primera vez durante la campaña que la candidata ha asegurado que no pactará con esos partidos, "ni con unos ni con otros", un mensaje que ha reiterado durante la precampaña. "Que no me hablen de pactos ni de líos de partidos, yo con quien quiero pactar es con la gente", ha sentenciado Susana Díaz, quien ha preguntado cómo va a pactar con quien ha tratado tan "mal" a esta tierra en los últimos tres años, en referencia al PP. Ha recalcado que no pactará con ese partido, que pactó con IU para arrebatar alcaldías al PSOE en la Sierra Sur de Sevilla, ni con Podemos, que "no sabe qué va a hacer" y que quiere reformar un PER que tanta dignidad ha dado a la gente del campo. Ha manifestado que el problema que tiene la derecha es que piensa que para que a ellos les vaya bien en Andalucía, a esta tierra le tiene que ir mal. Ha pedido al Partido Popular que cuando los ciudadanos hablen el 22 de marzo y le den al PSOE-A esa mayoría amplia para formar un gobierno fuerte y estable, si quiere ayudar, que ayude, pero que no "estorbe". Susana Díaz ha señalado que, ante esas encuestas que dicen que el PSOE-A gana las elecciones pero no logra una gran mayoría, ella recomienda darse una vuelta por Andalucía y ver que los andaluces quieren un gobierno fuerte y estable y una presidenta que se deba a esta tierra y que nadie la calle en la defensa de sus intereses. Ha insistido en que ella solo va a pactar con los andaluces para mantener una educación y una sanidad pública, de calidad, y ha reprochado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sus "cuentos" sobre el empleo, ya que cuando llegó al Ejecutivo prometió más de tres millones de puestos de trabajo y ahora hay más parados en el país. "Ha traído sufrimiento cuando prometió felicidad", ha indicado Díaz, quien ha señalado que, no obstante, ella tenderá la mano a Rajoy si está dispuesto a dotar a esta comunidad de un plan de empleo. "Ya está bien de cuentos sobre el empleo, el que quiera ayudar, que ayude", ha expresado Díaz, quien ha dudado de que esa sea la disposición del presidente y de sus ministros durante su "romería" a Andalucía en esta campaña electoral.