Ya es oficial. Las elecciones andaluzas serán el 22 de marzo y en ellas Susana Díaz confía en obtener la confianza de los andaluces para formar un gobierno fuerte y preferiblemente monocolor. La convocatoria la anunciaba la presidenta en el palacio de San Telmo pasadas las dos de la tarde en una comparecencia posterior al Consejo de Gobierno extraordinario convocado para deliberar sobre el adelanto electoral y con el que cumplía con el trámite preceptivo previsto en el artículo 127.1 del Estatuto de Autonomía. Díaz ha reiterado los argumentos que la han llevado a tomar la controvertida decisión, muy criticada por sus socios de gobierno y por el Partido Popular. El adelanto ha sido una decisión "muy meditada y comprometida con los intereses de nuestra tierra", con la "absoluta convicción de que en estos momentos tenemos que dar la palabra a los ciudadanos, porque es lo mejor para Andalucía". UN GOBIERNO INTERINO Díaz ha repetido que el gobierno estaba en una situación de “interinidad” provocada por el cambio en la dirección nacional de IU el otoño pasado, cuando Alberto Garzón accedió a la misma y apostó por una convergencia con Podemos para la cual el pacto andaluz era un estorbo. La presidenta calificó de “radical” ese giro de IU, fruto del cual habría sido la decisión de someter a referéndum de los militantes en junio la continuidad del Gobierno. "Al precio de gobernar bajo la amenaza de que 3.000 ó 4.000 militantes de un partido o de otro decidieran si el pacto continuaba o no, a ese precio no estaba dispuesta", según ha sentenciado Díaz, convencida de que antes de que los militantes de un partido o del otro decidieran, decidiría el conjunto de los andaluces. Ha manifestado que lo que ha sucedido entre los socios de gobierno y que ha generado el adelanto electoral "no es un equívoco ni un malentendido, sino el fruto de un giro radical en la dirección nacional de Izquierda Unida a partir del pasado otoño". La presidenta se ha mostrado orgullosa del trabajo realizado por su gobierno y ha tenido palabras explícitas de reconocimiento de la labor desarrollada “por mi vicepresidente, Diego Valderas”. RUPTURA UNILATERAL DEL PSOE El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha asegurado este lunes que la "ruptura unilateral" del acuerdo de gobierno decidida por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para adelantar las elecciones autonómicas al próximo 22 de marzo demuestra que la líder del PSOE-A "no es de fiar" y hace "difícil cualquier tipo de pacto" futuro entre ambas formaciones. Maíllo se ha pronunciado de este modo en una rueda de prensa en la sede de IULV-CA en Sevilla junto a los tres consejeros de la federación en el Gobierno andaluz, Diego Valderas, Elena Cortés y Rafael Rodríguez, y otros cargos públicos y orgánicos apenas dos horas después de que Susana Díaz hiciera oficial el adelanto de las elecciones autonómicas al 22 de marzo. EL FRACASO DE DÍAZ En su opinión, en Andalucía no se ha producido "un adelanto de elecciones, sino una ruptura unilateral" del pacto de gobierno entre PSOE-A e IULV-CA que constituye el "fracaso" de Susana Díaz "en su primer reto político", ya que ha señalado que "se ha inventado las explicaciones" para justificar una "ruptura unilateral con argumentos tremendamente débiles". Maíllo, que ha desvelado que Díaz le llegó a ofrecer en la conversación telefónica que mantuvieron este domingo una "ruptura pactada" que fue rechazada desde IULV-CA, ha advertido a los dirigentes de IU de que "el PSOE cuando puede te la juega y se la ha jugado al pueblo andaluz en este caso". QUE RENUNCIE A LAS PRIMARIAS Por su lado, el presidente del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, ha emplazado públicamente a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a que "renuncie a presentarse a las primarias de su partido tanto si gana como si pierde" las próximas elecciones autonómicas porque, en su opinión, "los andaluces tenemos derecho a saber que no nos utilizará como un trampolín" para sus intereses personales. Así lo ha dicho en una rueda de prensa convocada esta tarde en la sede regional del PP-A para analizar la disolución del Parlamento y la convocatoria de adelanto electoral para el próximo 22 de marzo anunciado sobre las 14,20 horas de este lunes por la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Moreno ha señalado que esta convocatoria de elecciones anticipadas supone "el fracaso" tanto de la persona como del "liderazgo político" de Susana Díaz porque "no ha sabido mandar ni mantener el orden en su gobierno". Frente a ello, el líder del PP-A ha ofrecido a los andaluces una "fuerza serena, sensata y centrada" como la de su partido, que está "preparado" para gobernar y "ofrecer soluciones a los problemas de los andaluces". "Mi proyecto está preparado para ofrecer a los andaluces otro modelo de gestión y un liderazgo mucho más humilde que integre a los andaluces. Yo no pretendo ser presidente de España ni secretario general de mi partido. He venido para servir a Andalucía", ha subrayado Moreno.