La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha censurado el "agravio" y el "trato desigual" que el Gobierno central comete con la comunidad autónoma en lo que se refiere a la liquidación definitiva de la financiación de 2013 y por la que la región debe devolver al Estado 265 millones de euros frente a los 1.775 millones de euros que éste deberá reintegrar al resto de comunidades. Además, Díaz ha recordado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en la reunión que ambos mantuvieron en La Moncloa el pasado mes de diciembre éste le trasladó su voluntad de "consensuar, dialogar y hablar" sobre esa liquidación pendiente --en aquel momento la cifra era provisional y alcanzaba los 426 millones de euros--. En declaraciones a los periodistas en Madrid, tras reunirse con el rey Felipe VI, la presidenta andaluza se ha referido al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrado el miércoles y ha expuesto que la "actitud" del Gobierno en "no fue la correcta" porque "Rajoy y el ministro Montoro han aplicado el rodillo" contra Andalucía. Así, ha señalado que, pese al compromiso del jefe del Ejecutivo de instar a Montoro a dialogar para buscar fórmulas en torno a la devolución de esa liquidación negativa para Andalucía, "ayer, de forma sorpresiva y unilateral se planteó una liquidación que es positiva en 1.775 millones de euros para el resto de las comunidades y en la que, casualmente, Andalucía tiene que devolver 265 millones". Díaz ha recordado que sólo Aragón tiene también liquidación negativa pero, en su caso, de 20 millones. "Andalucía ha pedido que se nos tratara igual que al resto y me he quedado esperando ese compromiso del presidente del Gobierno ", ha lamentado la dirigente andaluza, para quien "no es explicable que se le pidan a Andalucía 265 millones de euros ahora que estamos en un momento de posible recuperación económica". MÁS AJUSTES Además, la presidenta ha valorado negativamente los objetivos de déficit fijados en el CPFF de ayer para los años 2016-2018 porque suponen una "desigualdad" entre comunidades y Estado y se obliga a éstas a hacer "un esfuerzo ocho veces mayor que el hace el Gobierno de España". Díaz ha recordado que Andalucía viene de cumplir dos años seguidos el objetivos de déficit y que es la segunda comunidad autónoma por debajo en déficit por habitante, con una deuda inferior a la media, por lo que ha reprochado que si bien la región "cumple con España, Rajoy no cumple con Andalucía". 'INJUSTO PARA LA GENTE' El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha criticado la "soberbia" del PP al imponer a las comunidades un reparto del objetivo de déficit "injusto para la gente" y ha denunciado la "discriminación a Andalucía" al obligar a la comunidad a devolver 265 millones de la liquidación definitiva del modelo de financiación de 2013. El 'número dos' del PSOE andaluz se ha preguntado: "¿Por qué si todo va tan bien no se alivia el objetivo de déficit para tener margen para estimular la económica y fortalecer los servicios públicos?". También ha recalcado que el Gobierno de Rajoy "tiene que explicar, y muy bien, por qué margina a Andalucía y obliga a nuestra comunidad a devolver 265 millones, mientras Valencia recibe 684 millones, Baleares 553 millones y Cataluña, otros 269 millones". "El PP tiene que aclarar qué cuentas hace para perjudicar, una vez más, a nuestra tierra en los Fondos de Convergencia", ha concluido. LA CULPA... DE ZAPATERO No lo ve así el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha recordado este jueves a la Junta que el actual sistema de financiación autonómica fue impulsado por el anterior Ejecutivo del PSOE y aprobado por la mayoría socialista en el Congreso con la oposición del PP, "por lo que es a ellos y a su entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, a los que hay que pedir explicaciones" sobre los actuales criterios de distribución. Sanz ha dejado claro, por tanto, "que este sistema se aprobó sin nuestro apoyo" y ha pedido que se abandone "la confrontación y la reivindicación" respecto a las liquidaciones resultantes de la aplicación del actual sistema. A este respecto ha aclarado que, según la previsión de liquidación de 2013, Andalucía tenía un saldo negativo de 426,78 millones de euros, cantidad que ha bajado a 265,27 millones en la liquidación real, lo que supone "una indudable ventaja para la Junta, porque son 161,51 millones de euros menos los que adeuda", y el resto se podrá financiar en diez años a través del FLA. El delegado ha insistido en que el Gobierno de España "siempre ha tenido y tendrá la mano tendida a Andalucía" para ayudar a la Junta y los ayuntamientos a resolver sus problemas de liquidez y pagar sus servicios públicos, con una financiación extraordinaria, a través de los diferentes fondos de liquidez y planes de pago a proveedores, que les permitirá a ahorrar casi 4.000 millones de euros en intereses a lo largo de la legislatura.