Un debate en la televisión pública andaluza poco dinámico, con un formato muy rígido y con intervenciones además muy cortas. Nula posibilidad para responder sobre la marcha y sin interrupciones. Poco protagonismo para la muy neutral y profesional periodista, Mabel Mata, que de nuevo ha dado ejemplo de lo que debe ser un medio público imparcial.

Del aburrimiento a la tensión y acaloramiento
Una primera parte algo aburrida y una segunda mucho más dinámica, a veces con enfrentamientos muy directos, especialmente entre la presidenta y el principal aspirante. Un Moreno Bonilla que, aunque no se ha defendido mal, ha dado imagen de artificial, como de plástico con exposiciones excesivamente ensayadas y por ende frías y sin pasión.

La corrupción se mete en ele debate
El bloque sobre transparencia ha levantado en su segunda mitad un debate hasta ese momento frío y encorsetado. La corrupción ha protagonizado ese momento y ahí Juan Manuel Moreno ha recibido duras invectivas de Susana Díaz, que en distintas ocasiones del programa le ha preguntado por el numero de imputados que lleva el PP en sus listas autonómicas sin hallar respuesta alguna. Solo al final dijo un "ninguno" tímido, apenas audible y fuera de plano de cámara.

Díaz a Bonilla: "Es usted el bien pagado de la política andaluza"
Momento álgido cuando la socialista ha sacado una portada del diario "El Mundo" cuna infografía de los dirigentes del PP que mas sobresueldos cobraron, entre ellos el candidato del PP. Díaz le ha espetado a Moreno: "Es usted el bien pagado de la política andaluza". Un golpe directo fue el momento en que Susana Díaz acusó al candidato del PP de ser "una autoridad en corrupción" porque ha estado "de cerca" con Luis Bárcenas y "ha tenido el posgrado con Ana Mato".

Foto de Chaves y de Griñán
La respuesta de Moreno ha sido sacar del atril una fotografía en la que Susana Díaz posa entre los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el día de la toma de posesión de la presidenta. El malagueño le ha censurado su cambio de postura en relación a la citación como imputados de los expresidentes.

Maíllo aprovecha 'su' gran ocasión
En medio, Antonio Maíllo, ha aprovechado muy correctamente esta gran ocasión que se les brindaba para poder enderezar el rumbo de las encuestas. El cordobés de IU les ha pedido tanto a Díaz como a Bonilla que pidan perdón por los casos de corrupción. Ha asegurado que IU es "la garantía de un gobierno que no robe y no mienta". Tuvo un golpe de efecto cuando Moreno Bonilla se presentaba como el hijo de un emigrante en Barcelona. Maíllo en su turno le espetó: "no entiendo cómo es usted de derechas siendo hijo de emigrantes".

Dos vías contra la crisis
Antes de este bloque Díaz debatió sobre el apartado de economía criticando el uso de la crisis "como excusa para hacer sufrir a miles de familias", marcando dos vías, dos caminos para luchar contra esta, uno el del Gobierno de Rajoy trayendo cientos de miles de parados mas a nuestro país, trabajadores pobres y personas "que aun trabajando no tienen dinero para llegar a fin de mes".

Educación e infraestructuras
La presidenta en funciones ha destacado los avances educativos poniendo de ejemplo que se haya pasado en 30 años de un millón de analfabetos a un treinta por ciento de titulados superiores. También el capítulo de infraestructuras ha destacado como se han multiplicado así los kilómetros de autovía frente a las autopistas de peaje que eran las únicas que existían. Ha hablado también de la defensa que en Andalucía se ha hecho de la sanidad pública frente a las privatizaciones de otras comunidades del PP.

Recetas antiguas de los socialistas
En cambio Moreno se planteaba "porqué una tierra rica y variada como Andalucía, después de 33 años de gobierno socialista está condenada a tener la mayor tasa de paro, no de España, sino de Europa". "Son recetas antiguas -las de los socialistas, obsoletas, las que repite la señora Díaz después del señor Griñán y del señor Chaves".

33 años perdidos
Para el dirigente popular los mandatos del PSOE en Andalucía significan 33 años de oportunidades que le ha dado el pueblo andaluz al Partido Socialista ha sido incapaz de devolvérselo en oportunidades en términos de empleo".

IU pide un cambio en el modelo productivo
Por su parte el candidato de IU, Antonio Maíllo basaba sus propuestas en la necesidad de cambios estructurales y del modelo productivo, "un modelo en el que decidamos todos desde la planificación democrática y no solo por los intereses económicos que no tienen nada que ver con los intereses de nuestra tierra". "Ante el boom del ladrillo, que hundió la economía, hay que buscar un empleo de calidad y estable, sobre todo en el sector agroalimentario, la gran riqueza de Andalucía".

Díaz más credibilidad, Maíllo mas doctrinal y Moreno muy ensayado
A falta de analizar las repercusiones reales del debate, podríamos afirmar que deja las cosas en su estado actual, especialmente para el PP y para los socialistas. Si el PP aspiraba a que Díaz cometiera un grave error que volcara las encuestas, eso no se ha producido. Si los socialistas perseguían un fracaso televisivo del rival de la derecha, tampoco. La candidata socialista, especialmente en la segunda parte, ha mostrado más pasión y más credibilidad que Moreno. Como señalábamos al comienzo de la crónica, Moreno Bonilla ha estado frío, hierático y muy artificial. A pesar de ello no ha salido muy malparado del envite aunque por puntos parece que que le ha ganado la socialista. IU y Antonio Maíllo si pueden haber llegado a votantes que pierde por Podemos y eso es todo un respiro.

Balance
Si como se cree en un debate quien más tiene que ganar es quien aparentemente va como perdedor y el que más tiene que perder es quien hipotéticamente va primero, los socialistas en este caso, el debate ha sido una prueba superada por Díaz y en el caso del PP no suficientemente aprovechada para salir de los malos augurios electorales. Para otros dejamos los comentarios -más propios de prensa rosa- que ya se leen sobre los detalles del embarazo de la socialista y el vestido premamá que lucía.