Los cuatro jóvenes detenidos por la Policía Nacional por, presuntamente, difundir en las redes sociales una noticia falsa sobre un posible atentado yihadista en Estepona (Málaga) quedaron ayer en libertad y serán citados por el juzgado correspondiente. Así lo han informado a Europa Press este jueves fuentes cercanas a la investigación. A los cuatro jóvenes, con edades comprendidas entre los 19 y 20 años, se les atribuye presuntamente un delito de desórdenes públicos, según la Policía Nacional. El 'fake' en cuestión es un montaje con una imagen de la portada de un diario de tirada nacional con el encabezamiento 'El terrorismo yihadista vuelve a golpear Francia' y el titular sobre el próximo atentado en Estepona. El mensaje empezó a difundirse este pasado lunes, tras los atentados en la capital gala, a través de grupos de WhatsApp de jóvenes del municipio costasoleño. Este jueves, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha dejado claro que "no existe en estos momentos impunidad, se localiza y se investiga todo y, además, existen repercusiones graves para quienes cometen este tipo de infracciones". En concreto, repercusiones desde el punto de vista penal --ya se ha traslado la correspondiente denuncia al juez--, pero también administrativo, con sanciones, según la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que podrían oscilar entre los 600 y los 30.000 euros de una falta grave. "Quizá los jóvenes pueden pensar que las cosas no se descubren y es todo lo contrario, se sabe quién lo hace y no es impune quien haga este tipo de actuaciones", ha advertido Sanz, añadiendo que "no se puede jugar ni a la imprudencia ni a la frivolidad en el uso de las redes sociales".