Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional han detenido esta mañana en Córdoba a Vicente Carmona en la conocida como operación 'Eduende' y en relación a una subvención para cursos de formación que la Junta de Andalucía concedió en la provincia de Huelva. Vicente Carmona fue presidente del Consorcio de Turismo de Córdoba entre 2005 y 2012, año en el que dejó el cargo después de que el periódico El Día de Córdoba publicase una serie de informaciones sobre irregularidades en las subvenciones para cursos de formación que percibió su empresa: Industrias Turísticas de Andalucía SA, Inturan. Ayer, los agentes detuvieron al apoderado de la compañía y socio de Carmona, Diego Yergo. Tanto Carmona como Yergo han sido puestos en libertad con cargos tras prestar declaración en calidad de detenidos y acompañados de un abogado en las instalaciones de la Comisaría Provincial de Campo Madre de Dios. La UDEF ha llegado a esta empresa a través de una convocatoria pública para cursos de formación en la provincia de Huelva del año 2011, en la que la empresa Inturan (que gestionó y explotó el Palacio de Congresos de Córdoba) percibió un total de 244.000 euros. En esa provincia, Vicente Carmona tenía negocios en el municipio de Villalba del Alcor, de apenas 4.500 habitantes, desde el año 2007 a través de otra de sus empresas, llamada Línea Maestra. Con esa firma, Carmona gestionaba la Escuela Comarcal de Hostelería y Turismo de Interior de Huelva. Esta escuela, de titularidad municipal, está hoy abandonada. Los agentes de la Policía Nacional sospechan que muchas de las subvenciones que ha percibido Inturan de la Junta de Andalucía en los últimos años (se calculan en torno a diez millones de euros) han sido irregulares. De hecho, los agentes sostienen que la Junta de Andalucía tenía que haber apartado a Inturan del proceso competitivo para conseguir este tipo de subvenciones públicas al mantener una deuda con la Seguridad Social superior a los 1,5 millones de euros. En el caso de Huelva, Inturan recibió la subvención para un curso de formación sobre hostelería. En su investigación (los policías han interrogado a alumnos y profesores de los cursos de formación que ha impartido Inturan, en su mayoría de hostelería) los agentes han llegado a encontrar facturas de hasta 7.000 euros para la compra de fuá, que no deberían haberse dedicado a este fin, según la fuentes cercanas a la operación 'Eduende'. En Huelva, la Policía Nacional sospecha de las relaciones de Inturansa con el Ayuntamiento de Villalba del Alcor, gobernado por el PSOE (aunque en las elecciones del pasado 24 de mayo ganó el PP) y el uso que hizo de las instalaciones municipales. De hecho, los agentes creen tras interrogar a los alumnos que gran parte del dinero del curso de formación se dedicó a dos comidas de Navidad que Inturan dio al equipo de gobierno y a un grupo de empresarios del municipio, y que fueron servidas por los propios alumnos. Éstos, han declarado, tampoco llegaron a ver el fuá. No es el único caso bajo sospecha. La Guardia Civil interrogó en calidad de testigo a una funcionaria de la Dirección General de Formación para el Empleo que aseguró que Inturan pagó una comida de Navidad de este departamento en años anteriores. Su declaración ha sido incorporada a la causa que en este caso sigue la titular del Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla, Mercedes Alaya. A día de hoy, Inturan está en proceso de liquidación. De hecho, en los últimos años sindicatos como CNT se han manifestado por las deudas contraídas por la empresa con distintos extrabajadores. Por otra parte, durante la jornada de ayer también se arrestó a otras nueve personas en la provincia de Huelva y se ha imputado a seis más en Sevilla en el marco de la operación 'Eduende'. Según fuentes policiales, todos los arrestados son empresarios beneficiarios de cursos de formación.