El alcalde de Punta Umbría (Huelva), Gonzalo Rodríguez Nevado (PSOE), ha sido detenido esta mañana, cuando apenas se habían cumplido 48 horas desde que había sido reelegido regidor de su ayuntamiento. Rodríguez Nevado había recibido hace varios días la citación policial para que compareciera en la Comisaría de Huelva acompañado de su abogado en una nueva fase de la operación 'Eduende', que investiga el fraude en los cursos de formación subvencionados por la Junta de Andalucía en la provincia de Huelva. Según fuentes cercanas a Rodríguez Nevado consultadas por Andalucesdiario.es, en la citación recibida no aparece la palabra detenido. Ciertamente es así, pero su citación –al igual que las otras decenas de ellas cursadas en esta investigación– significa que el alcalde debe presentarse en Comisaría para declarar como detenido, hasta el punto de que si no acudiera a la sede policial los agentes lo detendrían en su propio domicilio, e incluso podrían llevárselo esposado. Fuentes de la investigación recuerdan a este periódico que esa situación se ha producido en alrededor de una docena de casos, en que los citados no acudieron voluntariamente a declarar y la Policía los detuvo –materialmente, y no solo formalmente– para conducirlos a Comisaría. La operación está dirigida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, según avanza 'Vozpópuli'. Se calcula que la Consejería de Empleo concedió ayudas por más de 3.000 millones entre 2007 y 2013, aunque todavía está por cuantificar la suma defraudada. Los agentes no solo han arrestado al alcalde. También han detenido a su hermana y a dos de sus sobrinos. La investigación se centra en las supuestas irregularidades que ha detectado la Policía Nacional en la tramitación de hasta 800.000 euros en subvenciones para cursos de formación recibidos por su empresa, con la que gestionaba tres restaurantes, uno de ellos muy conocido en la provincia de Huelva. La UDEF ha llegado hasta Rodríguez Nevado al investigar una subvención en concreto, la recibida en febrero de 2011 por su empresa, llamada El Paraíso de la Dehesa, y para la que percibió 202.820 euros. Los agentes han seguido investigando, y han cifrado en 800.000 euros la cantidad supuestamente defraudada. Los tres restaurantes de Rodríguez Nevado ya están cerrados, desde hace apenas un año. El grupo El Paraíso de la Dehesa, del que Rodríguez Nevado se denominaba gerente y del que fue administrador único hasta 2012, ha tenido ya graves problemas con la Agencia Tributaria. De hecho, agentes de Hacienda han precintado las instalaciones y se han llegado a presentar en los restaurantes para requisar la recaudación por el impago de impuestos de este recién elegido alcalde. Rodríguez Nevado también estaba empezando a tener problemas con la Junta de Andalucía, a pesar de lo cual ha podido volver a presentarse a alcalde y hasta ser reelegido. En marzo, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó una orden en el que exigía a la empresa del alcalde de Punta Umbría que reintegrase una ayuda de 175.000 euros concedida a su empresa que no se habían dedicado a lo que se debía. La Policía también ha interrogado a alumnos y profesores de los cursos concedidos a la empresa del alcalde de Punta Umbría. Muchos, que han comparecido en calidad de testigos, han corroborado el fraude. Los cursos no se daban como se debía. Gonzalo Rodríguez Nevado fue reelegido el sábado por la mañana como regidor, al recibir el respaldo de los ocho concejales que obtuvo el PSOE en las últimas elecciones municipales. Los socialistas se quedaron, no obstante, a un concejal de poder conformar la mayoría absoluta. Enfrente tienen a una oposición fragmentada, con cuatro ediles de un grupo independiente, otros cuatro del PP y uno de IU.