Duras reacciones desde algunos frentes al auto de la Audiencia de Granada que considera prescritos los delitos de once presuntos abusadores.  Las acusaciones particular y popular en la causa que investiga supuestos abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes en Granada acatan, aunque no comparten, la decisión de la Audiencia de que este proceso sólo continúe ahora contra el padre Román, mientras que la defensa cree que debió acordarse hace tiempo.

Al abogado del joven que sacó el caso "no le gusta"
El abogado Jorge Aguilera, que representa al joven que con su denuncia motivó la instrucción judicial, ha señalado a que acepta la decisión del tribunal de declarar de manera firme prescritos los delitos atribuidos a once de los doce imputados iniciales en esta causa. El letrado de la acusación particular ha explicado, no obstante, que a su cliente "no le ha gustado" esta decisión de la Audiencia, si bien mantiene su confianza en la administración de justicia.

La Audiencia "no ha entrado" a fondo en el asunto
La decisión del tribunal supone, ha añadido, que la causa ahora solo continúe para el delito más grave, el de abuso sexual con penetración y prevalimiento, imputable únicamente al padre Román, considerado cabecilla del grupo de "Los Romanones". Esta acusación confía en que el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, Antonio Moreno, dé un impulso final a la causa y que el procedimiento concluya su fase de investigación. Aguilera ha considerado además que la Audiencia no ha entrado a valorar el fondo del asunto, sino que ha seguido un criterio "estrictamente jurídico" para tomar su decisión respecto a la prescripción.

Prodeni: "Once presuntos abusadores de niños" están "celebrando con champán"
Por su parte, Juan Pedro Oliver, presidente nacional de la Asociación Pro Derechos del Niño (Prodeni), colectivo que ejerce la acusación popular, ha lamentado que desde ayer once "presuntos delincuentes abusadores de niños" estén "celebrado con champán" la última decisión de la Audiencia. A juicio de Oliver, que ha criticado duramente la postura del tribunal provincial, el auto no ha dicho que no los delitos que se les imputaba no hayan sido cometidos sino que están prescritos.

No es justicia, es legalidad
"El auto de la Audiencia no tiene alma. Que no hablen de justicia, que hablen de aplicación de la ley, que no es lo mismo", ha señalado el representante de Prodeni, que ha considerado "una vergüenza" la normativa referida a prescripción de delitos. En su opinión, limitando ahora el proceso al padre Román pretenden dejar "un cabeza de turco" respecto al conjunto de los supuestos abusos.

Para el abogado de la defensa es una "batalla ganada"
Por su parte, el letrado de la defensa, Javier Muriel, que representa entre otros al padre Román, ha declarado que la prescripción era una cuestión jurídica en la que no cabía debate posible, como así lo entendieron el instructor y la propia Fiscalía. "Este paso es una batalla ganada que debió acordarse hace tiempo, pero bienvenido sea", ha indicado el abogado defensor, que ha detallado que el auto que la acuerda es claro al establecer que no se puede admitir la veracidad de los hechos denunciados puesto que la presunción de inocencia de estas once personas debe quedar "inmaculada".

La investigación judicial, a partir de ahora únicamente limitada al padre Román, se inició después de que un joven que ahora tiene unos 24 años pusiera los hechos, ocurridos supuestamente cuando tenía entre 14 y 17, en conocimiento de la Fiscalía en octubre de 2014, tras recibir en agosto de ese año la llamada del papa Francisco, que le pidió perdón en nombre de la Iglesia al leer el escrito que le envió.