El abogado Eduardo Ranz va a denunciar hoy miércoles a 38 alcaldes por incumplir la ley de memoria histórica y mantener símbolos franquistas, lo que a su juicio constituye un delito de desobediencia que podría acarrear a regidores como Ana Botella y Xavier Trías una pena de inhabilitación de hasta dos años.

Alcaldes de varios partidos
Ranz afirma en un comunicado que denunciará a “alcaldes de prácticamente todos los partidos” y ha confiado en que “cese la impunidad” de quienes incumplen la ley de memoria histórica, al tiempo que ha considerado que retirar los vestigios es una cuestión de “dignidad”. “Nadie se imagina que en Berlín quede una sola esvástica”, ha comparado.

Denuncia se presenta hoy
La denuncia se presentará en los juzgados de Plaza Castilla mañana en coincidencia con el aniversario de la proclamación de la I República Española, y se dirige a título particular, entre otros, contra los regidores de Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Bilbao, Alicante, Oviedo, Lugo y Córdoba.

Ranz también ha dirigido un escrito a la Defensora del Pueblo y ha cursado solicitudes oficiales a los municipios afectados para que retiren “todo monumento de exaltación franquista”.

Obligación legal
El letrado ha recordado que la ley de memoria histórica insta a las administraciones públicas a tomar “medidas oportunas” para retirar los objetos o menciones “conmemorativas” y “de exaltación personal o colectiva del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”.

Símbolos actuales
En el listado de símbolos franquistas aportado por Ranz figuran hasta doce elementos en Madrid, entre ellos el Arco de la Victoria, dos escudos en piedra en el Palacio de Santa Cruz, un fresco en el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa, una placa en el Palacio de El Pardo y otra en el Tribunal de Cuentas.