Muchos lo estaban esperando: que se produjera algún desalojo por odien judicial en Cádiz para poder utilizarlo en contra de su nuevo alcalde y desacreditar el compromiso general de Podemos contra los desahucios. "Me enerva mucho la mezquindad humana", comentaba al respecto el regidor, cuyas palabras no se quedaban ahí. El alcalde de Cádiz, José María González, de 'Por Cádiz sí se Puede' (PCSSP), ha criticado que la justicia "dilate los tiempos cuando hablamos de gürteles, púnicas y determinadas tramas de corrupción" y que, sin embargo, "actúe con una inmediatez fulminante cuando se trata de los problemas de la ciudadanía". Y de la misma opinión es el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, quien criticaba la "absolutamente desproporcionada" presencia policial en el desalojo de Cádiz y censuraba de paso la "aceleración lamentable por parte del juez de ese procedimiento". DEPRISA, DEPRISA La Policía Nacional ejecutaba en la madrugada de este lunes una orden judicial de desalojo en una finca ubicada en la calle San Juan de la capital gaditana, la cual había sido ocupada por tres mujeres, dos de ellas con menores a su cargo. En declaraciones a los periodistas, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, de 'Ganar Cádiz en Común', explicó que tuvieron conocimiento del desalojo sobre las 5,45 horas de ese día. El desalojo había sido ordenado después de que el propietario de la finca presentara la correspondiente denuncia ante el juzgado. Vila señalaba que desde el Ayuntamiento están "viendo la forma de dar una solución temporal" a las desalojadas. El alcalde, en una entrevista a Onda Cero recogida por Europa Press, ha explicado que seis ediles del equipo de gobierno estuvieron acompañando este lunes en el "trance tan amargo" a las tres mujeres --dos de ellas con menores a su cargo-- que fueron desalojadas de una finca de propiedad privada que habían ocupado en el número 37 de la calle San Juan. En este sentido, ha lamentado que la juez encargada del procedimiento "no quisiera avenirse a razones" y conceder el plazo de "unos días" que solicitaba el Ayuntamiento para encontrar una alternativa habitacional a las afectadas antes de que se ejecutase la orden del desalojo. PROTOCOLO ANTIDESAHUCIOS El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento está "ultimando" un protocolo antidesahucios y, de hecho, la próxima semana tienen previsto reunirse con el juez decano y el Colegio de Abogados, pues entiende que "estas soluciones tienen que tener una actuación protocolizada para que no se desahucie a nadie sin una alternativa". Por otro lado, el regidor gaditano ha manifestado que le "enerva mucho la mezquindad humana" y que determinados dirigentes "utilicen la desgracia ajena como arma arrojadiza" para "intentar dilapidar" la actuación de su gobierno local, lo que le causa "profundo horror" y le "enfada". En este punto, ha sentenciado que "si toda esa gente que critica al gobierno con titulares" se dedicase a "arrimar el hombro para buscar una solución", está convencido de "esta mañana no estaríamos hablando sobre otro caso de desalojo". PODEMOS QUIERE MÁS Podemos Cádiz ha saludado que el Ayuntamiento de Cádiz se ponga "del lado de la gente" y "no se esconda" cuando hay un desahucio en la ciudad. No obstante, ha reconocido que esto "no es suficiente" y ha urgido a "cambiar" los marcos legislativos en la materia y a construir un movimiento social "capaz de parar los desahucios". Fuentes de Podemos Cádiz han expresado a Europa Press su satisfacción por la actitud del gobierno municipal --'Por Cádiz sí se Puede' (PCSSP) y 'Ganar Cádiz en Común'-- ante los desahucios, si bien reconocen que "esto no es suficiente". Podemos Cádiz ha asegurado que cree "firmemente" en el derecho universal a la vivienda, por lo que "usaremos el Ayuntamiento como una herramienta para defender este derecho". No obstante, ha lamentado que las competencias municipales en esta materia "son limitadas". En este sentido, ha criticado que "los marcos legislativos no están de nuestro lado", por lo que ve necesario "cambiarlos" y "construir un movimiento social que sea capaz de parar los desahucios", ha insistido.