Lo ha anunciado hoy en una multitudinaria rueda de prensa en un hotel de Sevilla, donde ha insistido en que ha sido condenado "en primera instancia por una sentencia de la Audiencia de Málaga que será recurrida en casación", y que "mientras no sea firme", sigue "siendo inocente de los delitos" por los que se le ha condenado.

"La bofetada fue gorda"
Junto a su abogado, Pedro Apalategui, ha afirmado que no dimitirá como presidente pese a que "el 90 por ciento" de la familia, todo su despacho profesional y los amigos le han dicho lo contrario, pero ha señalado que no lo hará porque nunca ha "huido", le apoyan los accionistas mayoritarios del club y confía en su absolución tras el recurso, como así le han indicado sus "asesores jurídicos". "Si dijera que ayer me quedé tan normal, mentiría. La bofetada fue gorda, porque en mi cabeza y en la de mis asesores no cabía una condena, y mucho menos a siete años y medio", ha reconocido.

Recurrirá en casación
El letrado ha dicho que habría dimitido si no se "viera con fuerzas para recurrir la sentencia, lograr que sea absolutoria y seguir al frente del club". En el club venían valorando con los accionistas mayoritarios y el consejo tres opciones desde que terminó el juicio: "una absolución, una condena mínima o una condena grave, como así ha sido", y ha añadido que se queda porque cree tener "el apoyo de la mayoría accionarial y la mayoría de la afición". Ha señalado que "lo primero que ha valorado el socio 192 del Sevilla FC es si, en la balanza de dimitir o no, se perjudicaba más o menos a la entidad".

Daño al club
"Quedándome es verdad que la imagen del club puede verse afectada, pero también entiendo que mi posición de presidente beneficiará más a la sociedad", ha recalcado, y ha recordado que "en cinco años de instrucción" el balance de su gestión deja "muy claro que no ha afectado al club". Ha pedido al sevillismo "tranquilidad porque el club tiene una estructura muy sólida, capaz de aguantar sobresaltos muy grandes". "El reto es demostrar que el duro palo que he recibido mi vida personal no va a afectar a mi vida como presidente. Tengo suficiente fortaleza para aguantar el tirón, levantarme y demostrar mi inocencia", ha afirmado, pues "la sentencia no es firme" y creen que su recurso "tiene viabilidad y se va a ganar".

La Alcaldesa de Marbella "puede pedir misa"
Sobre la petición de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), de que se salden cuanto antes las indemnizaciones que fija el fallo, Apalategui ha dicho que "puede pedir misa, pero la sentencia no se puede ejecutar mientras no sea firme", y Del Nido ha abundado, además, en que ya tiene "prestada una fianza de cinco millones". Apalategui ha recordado que sólo ha sido condenado por los tres delitos iniciales de los que le acusó la Fiscalía, aunque luego ésta lo amplió a ocho o nueve en su "frenesí acusador" y ha sido absuelto de esos otros. Ha dicho sobre la petición fiscal de medidas cautelares, como una fianza, entrega del pasaporte o ingreso en prisión, que no cree que prospere, pues "deben cumplirse unos requisitos, y no es el caso", y está demostrado el "arraigo" de Del Nido y que tiene "sobradamente garantizado" responder a una posible responsabilidad civil.

Siete años y medio de cárcel
El abogado sevillano ha sido condenado a siete años y medio de cárcel como cooperador necesario de un delito continuado de fraude en concurso medial con los delitos continuados de prevaricación y malversación de caudales públicos, en el denominado caso "Minutas". El tribunal que ha juzgado este caso sobre presuntas irregularidades en los encargos efectuados por el Ayuntamiento de Marbella a Del Nido ha impuesto la misma pena, aunque en concepto de autor, al exalcalde de Marbella Julián Muñoz. Del Nido, que se enfrentaba en esta causa a una petición fiscal de 30 años de cárcel por haber cobrado supuestamente más de seis millones de euros en minutas, ha sido condenado a siete años y medio de cárcel como cooperador necesario de un delito continuado de fraude en concurso medial con los delitos continuados de prevaricación y malversación de caudales públicos. El tribunal que ha juzgado este caso sobre presuntas irregularidades en los encargos efectuados por el Ayuntamiento de Marbella a Del Nido ha impuesto la misma pena, aunque en concepto de autor, al exalcalde de Marbella Julián Muñoz. El exasesor de Urbanismo de Marbella y presunto cerebro del caso "Malaya", Juan Antonio Roca, ha sido condenado a cuatro años