Parlamento de Andalucía. Primera reunión de Podemos y el Partido Socialista para hablar de la investidura de Susana Díaz. Balance del encuentro según Podemos: decepción ante un PSOE “enrocado que no sale de sus posiciones maximalistas”. Balance del encuentro según el PSOE: ha sido positivo porque “existe voluntad de entendimiento”. Sergio Pascual y Manuel Garí, por Podemos, y Mario Jiménez, por el PSOE, no parecían estar evaluando la misma reunión que durante más de dos horas y media habían mantenido ambos partidos en el Parlamento. En todo caso, en una cosa sí estuvieron de acuerdo aunque no lo verbalizaran con las mismas palabras: del encuentro no salió acuerdo alguno. Para Podemos eso es muy mal síntoma, mientras que para el PSOE no tiene mayor importancia. Lo relevante, vino a decir un exquisitamente diplomático Mario Jiménez, es que se ha demostrado que “no existen líneas rojas” y que vamos a “estudiar con respeto sus propuestas aunque tengamos puntos de vista diferentes”. Era obvio que, más allá del evidente abismo que separa a los dos partidos, el PSOE quiere a toda costa dar continuidad a las conversaciones y, por tanto, no va a regalar a Podemos ninguna excusa para la ruptura, mientras que a la formación morada no le importaría demasiado dar por concluidos de una vez unos contactos que, en su opinión, se están demostrando estériles, entre otras cosas porque el PSOE acude a ellos "sin los deberes hechos". PODEMOS RECHAZAR NEGOCIAR 'CUARTO Y MITAD' El portavoz de Podemos repitió en varias ocasiones una expresión que es parte nuclear del argumentario del partido: sus tres condiciones para llegar a un acuerdo –dimisión de Chaves y Griñán como diputado y senador por el escándalo de los ERE; ruptura con los bancos que desahucian a familias pobres y drástica reducción de asesores y altos cargos para contratar profesores y sanitarios– son “de sentido común y coste cero”. Garí dejó claro que su formación no quiere negociar "cuarto y mitad" de las propuestas, sino todas en bloque. Sin embargo, para los socialistas, que más bien se hacen los remolones, no parecen estar tan claros ni ese sentido común ni ese coste cero. Sobre la renuncia de Chaves y Griñán, Jiménez dijo que el PSOE no quería entrar en nombres, sino en la fijación consensuada “de normas universales que todos nos comprometamos a respetar” en materia de responsabilidades políticas. Sobre la reducción de altos cargos y asesores del portavoz socialista dijo no saber cuántos tiene exactamente la Junta, aunque recordó su ratio es muy inferior al de otras administraciones. Y sobre la retirada de las cuentas autonómicas de los bancos que desahucien, argumentó que “una cosa es formular propuestas y otra que éstas tengan el aval administrativo, jurídico y económico". ¿POLÍTICA FICCIÓN O SIMPLEMENTE POLÍTICA? Tanto Jiménez como Pascual y Garí fueron preguntados por la posibilidad de que el PP pudiera votar sorpresivamente a un virtual candidato de Podemos a la Presidencia de la Cámara. “Sería un regalo”, dijo muy expresivamente el portavoz socialista antes de lanzar una sombría advertencia: si el PP hiciera tal cosa, vino a decir Jiménez, sería algo así como abrir la caja de los truenos en el panorama político no solo autonómico, sino también local y nacional. “Sería una situación surrealista, pura política ficción”, subrayaron los portavoces de Podemos, que dieron a entender que el partido no presentará candidato a la Presidencia de la Cámara, sino únicamente a una de las vicepresidencias, que es el puesto que entienden que les corresponde por su grado de representación. Como publica hoy este periódico, en el Partido Socialista y en el Gobierno se da verosimilitud a la posibilidad de que el PP busque la manera de arrebatarle la Presidencia del Parlamento al PSOE. En Podemos, en cambio, creen que eso es un sinsentido. La forma de despejar cualquier duda es, en todo caso, bastante sencilla: basta con que Podemos renuncie a presentar candidato a presidente. De momento, no lo ha aclarado. Fuentes del partido que dirige Teresa Rodríguez han dicho a andalucesdiario.es que por ahora "no se pronuncia al respecto". UN POCO DE GENEROSIDAD El vicesecretario nacional de Ciudadanos (C's), José Manuel Villegas, ha reiterado este martes al PSOE-A su 'no' a la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, al tiempo que ha pedido "generosidad" a 'populares' y socialistas para cerrar un acuerdo institucional sobre la Mesa del Parlamento antes del próximo jueves, día en el que está fijada la constitución de la Cámara, informa Europa Press. En declaraciones a los periodistas al término de la segunda reunión bilateral que representantes del PSOE-A y C's mantienen en el Parlamento, con una hora aproximada de duración, Villegas ha justificado el 'no' a la investidura en que su formación sigue planteando la dimisión de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE. En lo referente a la constitución de la Mesa del Parlamento, que es lo que ha centrado la reunión de este martes, el dirigente nacional de Ciudadanos ha anunciado que si no se logra el citado acuerdo institucional, "hasta el momento no conseguido", se abstendrán en la votación a la Presidencia y votarán a su candidato para el puesto que a su formación le corresponde en la Mesa, una de las secretarías. CIUDADANOS NO OPTARÁ AL PRESIDENCIA El dirigente de Ciudadanos, que ha estado acompañado por el coordinador de la formación en Andalucía, Manuel Buzón, y por el diputado electo por Huelva, Julio Díaz, ha vuelto a explicar que su grupo no presentará candidato a la Presidencia del Parlamento porque cree que esta responsabilidad le corresponde al PSOE-A. Por su parte, el portavoz parlamentario de los socialistas, Mario Jiménez, ha valorado la "voluntad" de Ciudadanos para encontrar un acuerdo sobre la Mesa y ha dicho que le preocupa la actitud del PP-A, que no se corresponde con la "tónica habitual" de cara a la constitución del Parlamento. Por ello, ha indicado que su formación volverá a contactar con el PP-A para intentar que "recapacite".