Desde que comenzaran a ponerse de moda durante la pasada generación de videoconsolas, los DLC (contenidos descargables adicionales) han sido objeto de controversia en la industria del videojuego, debido al uso que ciertas compañías han venido haciendo de ellos. Ideados inicialmente como una forma de expandir la experiencia de juego, los sufridos amantes de este medio nos hemos encontrado en más de una ocasión con nada más y nada menos que fragmentos del título original vendidos aparte en un afán especulativo verdaderamente vergonzoso. No obstante existen honrosas excepciones, como el sobresaliente The Last of Us: Left Behind, o este que nos ocupa: Mario Kart 8. Aunque en su momento publiqué la crítica del clásico de carreras de Nintendo, el pack de contenido extra lanzado por Nintendo cuenta con entidad propia como para poder hablar de él a fondo. Dividido en dos packs (pero adquirible opcionalmente en un solo pago de 12 euros, este DLC incluye nada menos que cuatro copas (16 circuitos en total), ocho vehículos y seis personajes: Link, Mario Tanuki, Peach Felina, Aldeano/a, Canela y Bowsitos. Todo aquel que haya disfrutado de lo que ofrece Mario Kart 8 sabrá que la cantidad de contenido que trae este descargable justifica de forma sobrada su precio. Además, el segundo pack trae consigo un modo de dificultad adicional, 200CC, que sin resultar tan alocadamente complicado como se prometía en los tráilers, hará las delicias de los conductores más experimentados. A modo de detalle extra, con la compra del pack de los 2 DLC se incluyen ocho Yoshi y ocho Shy Guys de colores para añadir al plantel de personajes seleccionables. Este nuevo DLC ofrece contenido en cantidad, y desde luego Nintendo no ha descuidado la calidad del conjunto. Para empezar, la empresa de Kyoto alude directamente a su sector de seguidores más fieles con la incorporación de personajes de sagas ajenas a la de Mario, como Link de The Legend of Zelda o los aldeanos y Canela de Animal Crossing. Por supuesto, dichos corredores llegan acompañados de sus propios vehículos (tanto la moto Hyliana como el Scooter de Canela son una auténtica delicia), así como de copas temáticas ambientadas en los escenarios más populares de ambas sagas. El jugador amante de dichas series de Nintendo disfrutará con la enorme cantidad de guiños que encontrarán a lo largo de la carrera, desde efectos de sonido particulares hasta monedas distintas a las básicas del juego: las rupias de The Legend of Zelda y las bayas de Animal Crossing. En cuanto al resto de circuitos, como es costumbre Nintendo ha alternado entre recorridos clásicos rediseñados para la ocasión y otros totalmente nuevos, sin descuidar ni un ápice el acabado de los mismos. Haciendo gala de la forma en la que Nintendo tiene de presentar sus productos, las copas que ofrece este DLC no son inferiores a las del juego principal, ni mucho menos: algunas, como la copa Hyrule o la copa Animal Crossing incluyen alguno de los circuitos más bellos y mejor trabajados de toda la franquicia, así como la vuelta de algunos de los recorridos clásicos más laureados por los fans de la serie, aderezados con un necesario lavado de cara gráfico y con el magnífico apartado musical del que puede presumir el título de Nintendo en su conjunto. Nintendo no es una compañía que se prodigue demasiado en el mundo de los DLC: tal y como le suele ocurrir con otros tantos aspectos de la industria actual del videojuego, la compañía de Kyoto se niega a seguir a pies juntillas los movimientos empresariales de sus competidores, y solo se ha dispuesto a lanzar contenido descargable cuando lo ha estimado oportuno. En este caso, el doble DLC de Mario Kart 8 es un producto 100% recomendado para los poseedores del título original, ya que expande dramáticamente la vida útil de un juego que, para muchos se antoja casi infinito, sin por ello descuidar ni por un instante el acabado con el que presentaron el título original hace ya casi un año. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]Mario Kart 8 DLC [/cita]     Mario-Kart-8-DLC-Pack-2-03 Plataforma probada: Wii U Desarrollador: Nintendo Distribuidor: Nintendo